Cónclave: tiempos normales a la espera de la fumata blanca

Benedicto XVI sigue todo a través de los medios. Ambiente de gran recogimiento.

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 1569 hits

Benedicto XVI está siguiendo el cónclave a través de los medios y ha dedicado el resto del día a la oración. El ambiente del cónclave es de gran recogimiento y es normal que el tiempo de votación pueda extenderse. Lo indicaron hoy el presidente de la Sala de Prensa de la Santa Sede; el portavoz en español, monseñor José María Gil Tamayo y el portavoz en inglés, Thomas Rosica.

Hoy la conferencia de prensa no se celebró en la Sala de Prensa del Vaticano sino en el Mediacenter, el lugar preparado para los periodistas no acreditados permanentemente y que siguen el cónclave, de manera de poder darles también la palabra. En total son 5.600 los comunicadores acreditados para el evento.

“Sobre la 'fumata' -dijo padre Lombardi- fue realizada antes de lo previsto, significa que en dos horas hicieron dos votaciones, o sea rápido”.

“Anoche en la plaza de San Pedro --recordó el padre Lombardi- había más gente de lo que me esperaba para ver la fumata. Y hoy también hemos respirado un clima muy sereno y gozoso que preanuncia la experiencia hermosa que significa la elección de un papa”.

“Con dos escenarios hermosos, la Capilla Sixtina y la plaza de San Pedro que es la plaza del mundo”, añadió el portavoz en español. Que recordó que el papa es obispo de Roma y pastor Universal.

“Anoche --recordó Lombardi- hubo una primera fumata, y esta mañana hubo otra fumata a las 11,40 aproximadamente. La gente que estaba en la plaza, especialmente anoche se fue tranquila pues nadie esperaba una fumata blanca”.

“Viendo los cónclaves en la historia --precisó el portavoz italiano- se nota que estos tiempos son normales, excepto la elección de Pio XII antes de la Segunda Guerra Mundial que fue en tres votaciones. Que no se llegue inmediatamente a elegir no significa una división del Colegio Cardenalicio, sino los tiempos normales”.

El director de prensa de la Santa Sede explicó también algo sobre las estufas de la fumata: la más redonda, más antigua, es en dónde que se queman las fichas; y la más geométrica, tiene un sistema electrónico, en la que se ponen los fumógenos, del tamaño de un pequeño ladrillo, con cinco cargas cada una de un minuto. El padre Lombardi, indicó también los componentes químicos.

Ver, (http://www.zenit.org/es/articles/miercoles-13-segundo-dia-del-conclave).

“Aunque parezca, no es una clase de química --ironizó el portavoz Gil Tamayo- al dar las informaciones en español”. Y claramente dijo casi riéndose que “no son nocivos y ni los frescos del Miguel Ángel ni los cardenales se vieron afectados”.

“Al prefecto de la casa Pontificia, Georg Gaenswein le preguntamos por el papa emérito y nos dijo que Benedicto XVI está bien y sigue a través de los medios el cónclave, desde la misa pro eligendo romano pontífice, al ingreso de ayer al cónclave, y que ha dedicado el resto del día a la oración”, indicó. Y precisó que Benedicto “no participará en la misa del inicio del nuevo pontíficado”.

“Yendo al ambiente interior de la Capilla Sixtina y cómo están viviendo esto los cardenales tenemos el testimonio valioso de quien ha participado en otros cónclaves, como el cardenal Karl Lehmann, que nos indicó que en la Capilla Sixtina se habla a baja voz, no en alta voz, porque el clima es de recogimiento y no es posible sustraerse a la impresión que causa el fresco de Miguel Ángel sobre el Juicio Final”, indicó el portavoz en español.

Fue mostrada también la ficha o papeleta de 12 x14 centímetros con la cual los cardenales votan. Tiene escrito en la parte alta, “Eligo in Summo Pontifice”. Y en la parte baja una pequeña línea en la que el elector escribe el nombre del cardenal por quien vota, o sea el que considera más idóneo para la votación.

Los portavoces compartieron también algunas impresiones sobre lo que vivieron ayer en la ceremonia de ingreso en la Capilla Sixtina. “Esto es lo que había vivido al ver el filme de Las sandalias del Pescador --indicó Lombardi. Todo funcionaba a la perfección. Lo viví como periodista y como sacerdote”, indico monseñor Gil Tamayo.

Sobre el nombre del futuro papa, respondió Lombardi: “El papa es quien elige el nombre --dijo- y después indica el motivo por el cual lo hizo”.

A propósito de la estadía de los cardenales en la casa Santa Marta indicó que “ellos tienen total libertad de organizar su tiempo, excepto el horario de las comidas que es fijo, incluso de organizar reuniones para orientarse mejor”.

“Me lo imagino como un tiempo muy sereno en el cual se da también tiempo al reposo. Como un tiempo que se usa bien para reposar, reflexionar y obtener nuevos elementos que puedan ser útiles para decidir en la elección”, indicó.

Sobre algunas manifestaciones intentadas en Roma, por la asociación estadounidense Snap (Survivors Network of those Abused by Priests), el padre Lombardi indicó que la misma “actúa desde hace diversos años, y conocemos el modo con el que hace sus acusaciones. Nadie de nosotros se asombra por su actuación en estos días. Todos fueron casos conocidos, bien reflexionados, para los cuales el cardenal Mahoney en cada caso específico dió sus respuestas. Estamos convencidos de que hay motivos óptimos por los cuales estos cardenales deben ser estimados, entran el cónclave y tienen derecho a ello. Y no nos sentimos bajo presión por las consideraciones del Snap, muy marcadas por prejuicios negativos".

Y sobre un grupo de feministas que se manifestaron en la plaza de San Pedro quitándose la ropa el padre Lombardi ironizó: “No nos preocupa lo que hagan, la gente estaba preocupada por la fumata. Eventualmente nos preocupa que se resfríen visto que en Roma está haciendo frío”. Y sobre la labor de vigilancia, “es preservar el derecho que tiene la mayoría de participar a este acto de contenido religioso”, añadió el portavoz en español.