Conferencia ecuménica dedicada a la situación de los cristianos en Medio Oriente

Se celebra en Beirut del 21 al 25 de mayo

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 689 hits

El poder, la injusticia social, la amenaza del extremismo y las relaciones cristiano-musulmanas están entre los principales temas de la conferencia que se está desarrollando en Beirut del 21 al 25 de mayo sobre la presencia y el testimonio de los cristianos en Medio Oriente. Se ha contado con la participación del patriarca Fouad Twal. Así lo comunica la página web del patriarcado latino en Jerusalén.

La conferencia ha estado organizada por el Consejo Ecuménico de las Iglesias y ha reunido a unos 150 participantes, procedentes no sólo de Medio Oriente y representantes de las Iglesias y también de las organizaciones ecuménicas e internacionales.

El comité central del CEC, continúa el comunicado, se hace eco de la preocupación expresada en el 2011 que decía que "el CEC siempre ha mirado al Medio Oriente como a una región de particular interés en cuanto cuna del judaísmo, del cristianismo y del Islam... Sin esta presencia cristiana, la convivencia entre los pueblos de diferentes religiones, culturas, civilizaciones, que es un signo del amor de Dios por toda la humanidad, estará en peligro".

"No hay ninguna duda de que el problema palestino está en el centro de todos los conflictos en Medio Oriente".

Entre los participantes está presente el patriarca latino que intervino la mañana del miércoles 22 de mayo recordando que "nosotros, cristianos de Medio Oriente, en general, y los cristianos de Tierra Santa, en particular, no somos peregrinos en esta tierra, sino que somos parte integrante de su identidad y de su suelo".

Añade también el comunicado que mientras el periodo histórico de la "primavera árabe" ha llevado al Medio Oriente a "un punto de inflexión peligroso" y sanguinario, monseñor Fouad Twal ha expresado su solidaridad "a cada familia de refugiados y a cada querido mártir, a cada propietario de una casa demolida en la región, en particular en los actos despiadados de estos días en nuestra amada Siria. Nosotros, hijos de Tierra Santa, comprendemos muy bien el significado de las palabras desplazamiento, expulsión, homicidio, injusticia, evacuación y exilio".

A propósito de esto el patriarca asegura que "no hay ninguna duda de que el problema palestino está en el centro de todos los conflictos en Medio Oriente en los últimos cien años". Y considera "cada vez más triste" que "los medios de comunicación y la comunidad internacional han parado de recordar nuestra difícil situación y han dirigido toda si atención a la situación siria". Según él, la comunidad internacional no debe "eludir esta verdad".

Añade más adelante: "hagamos un llamamiento a una acción seria por la verdadera paz en Tierra Santa con la eliminación de la injusticia histórica que ha afectado al pueblo palestino; sobre la base de la justicia, de la verdad, de la amor y de la libertad, establecidas en conformidad a la legitimidad de las resoluciones internacionales, que son cada día incumplidas, y a los derechos humanos legítimos, comenzando por el derecho a la autodeterminación".