Conferencia en el Vaticano: La terapia con células estaminales adultas abre grandes esperanzas

Doctores y pacientes relatan sus experiencias. De la silla de ruedas a una vida normal. Se extraen de los mismos pacientes

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Junno Arocho Esteves | 1543 hits

En la primera sesión de la II Conferencia Internacional del Vaticano sobre las terapias con células estaminales adultas, científicos, doctores y los pacientes tuvieron la oportunidad de compartir no sólo los avances que logró la investigación sobre las estaminales adultas, sino también del potencial que tienen para transformar la medicina actual.

El debate ético en el uso de células estaminales embrionarias, según el doctor Robin Smith, limitó los avances que se lograron con las células estaminales adultas, como las que derivan de tejidos del adulto.

Smith es presidente de la Stem for Life Foundation y CEO de la NeoStem, una empresa líder en terapia celular.

La terapia de células estaminales, utiliza células cultivadas de estaminales de adultos, que se emplean para regenerar tejidos muertos en el cuerpo de una persona que padece enfermedades como alzheimer, parkinson o esclerosis múltiple.

“En noviembre de 2001, presentamos en conferencia la primera célula estaminal. Desde entonces, el mundo entero lo ha sabido”.

“Mejorando los resultados clínicos podemos salvar cientos de millones de vidas”, dijo.

“No estamos hablando sobre medicaciones --continuó Smith- sino hablando por ejemplo de reparar el corazón con células estaminales del adulto. Reinsertando estas células en un órgano dañado, haciéndolo volver atrás en el tiempo. En 17 meses hemos visto adelantos impresionantes en tratamientos de leucemia”.

El trabajo de investigación sobre las células estaminales sólo ha empezado a difundirse. La última conferencia no tuvo círculos de discusión sobre los beneficios de la terapia celular sobre esclerosis múltiple y diabetes.

Smith aseguró que en Estados Unidos, 245.000 millones de dólares se gastan en gestionar la patología de la diabetes que, además de aumentar en número de casos, puede causar ceguera y amputaciones.

“La terapia celular tiene el potencial de reescribir la historia de esta enfermedad --dijo--. Sobre las células estaminales adultas estamos todos de acuerdo, son éticamente limpias. Podemos tomarlas de nuestro interior e introducirlas en el cuerpo”.

El propósito de la conferencia, concluyó, es incentivar un cambio y promover la verdadera promesa que dan las células estaminales y esperamos mostrar que en breve no se plantee más el problema entre ciencia y fe.

En Búsqueda de la esperanza

El primer día de la conferencia fue moderado por la corresponsal de la NBC, Meredith Vieira, quién junto con marido y periodista veterano Richard M. Cohen, abrió hablando sobre la batalla que enfrentó contra la esclerosis múltiple.

En un momento emocionante de su exposición Vieira dijo, “no soy sólo una periodista que busca respuestas; soy una mujer que mira la esperanza”.

A pesar de que no existe actualmente ningún tratamiento disponible para aquellos que sufren esclerosis múltiple progresiva secundaria, “la terapia célular ha dado esperanza”.

“Cuándo recibí el diagnóstico tenía 40 años. Mi neurólogo me dijo: ‘lo siento'. No había ninguna terapia disponible para la esclerosis múltiple.

“Es duro levantarse cada día y mirarse en el espejo. El golpe no es solamente en nuestro cuerpo sino también en nuestro espíritu, sobre cómo nos vemos a nosotros mismos, nuestra autoestima y nuestra disposición para salir e intentar tener un futuro. Una tarea muy difícil”.

Cohen consideró que la terapia de células estaminales adultas es el futuro, reconoció que dejó de ir al neurólogo y a las terapias convencionales, porque no daban resultados significativos. Y los pacientes que me ven no quieren ir a las terapias convencionales.

El doctor Saud A. Sadiq, un reconocido neurólogo que ha realizado una investigación amplia sobre la esclerosis múltiple para encontrar una terapia fue el primer ponente.

Y en el contexto de la reunión realizada en el Vaticano, Sadiq comentó la importancia de la fe para afrontar la enfermedad. “Soy un creyente fuerte en la fe y la aconsejo a mis pacientes cuándo empiezan a perder esperanza”, dijo.

“Cuando encontramos momentos de oscuridad, cuando vemos a pacientes como Richard Cohen, encontramos la fe y esperanza de continuar. También recibo inspiración y esperanza de todos mis pacientes”.

Un cambio de rumbo en la medicina

Richard Burt, jefe de la División de Inmunoterapia del Departamento de Medicina en la universidad de Northwestern en Chicago, Estados Unidos, declaró que hay un “cambio paradigmático” al utilizar la terapia de células estaminales adultas. “Es un solo tratamiento que se opone a los tratamientos médicos continuos”.

Burt dijo que la terapia con células estaminales adultas es segura y no utiliza fármacos anticáncer, como quimioterapia, y en cambio reconstruye un sistema inmunitario enteramente nuevo.

Dos pacientes curados por Burt, Roxane Julia Beygi y Jim Danhakl, compartieron con los participantes sus experiencias positivas, gracias a las terapias con células estaminales adultas. Beygi Declaró que las medicinas convencionales sólo le añadían problemas, como desorientación.

“Desde que tuve el transplante, mi vida ha cambiado, estoy pensando qué cursos y universidades frecuentar”, dijo.

Danhakl, quién fue piloto naval de guerra por 25 años, habló de la esperanza que le abrieron los tratamientos del Dr. Burt.

“Fui a correr un maratónya apenas logré correr cien metros --dijo Danhakl --. Cuando conocí al doctor Burt estaba reducido a una silla de ruedas”. Y dos semanas después de iniciar el tratamiento con estaminales adultas, empezó a dar los primeros pasos sin necesidad de muletas y ahora está casi completamente normal. Si bien Danhakl admitió que ocasionalmente siente un poco de dolor en los pies.

Después de dar las gracias a Burt por haberle salvado la vida, Danhakl expresó asombro porque en el mundo tal terapia sea desconocida.

“Este procedimiento --dijo- está salvando a personas, como a mi y a Roxane”, y añadió: “oigo diariamente que no existe tratamiento, y no es verdad, me gustaría gritarlo desde lo alto de las montañas”.

Al concluir la primera conferencia del día, Neil Warma, CEO y presidente de Opexa Therapeutics, indicó que al principio no lograba ver la conexión entre El Vaticano y la ciencia a propósito de esta conferencia de tres días. Después de entrar en familiaridad con la conferencia anterior, Warma dijo: “aprecio la aproximación de El Vaticano a educación, y porque el mundo finalmente se está despertando al potencial que la terapia con células estaminales adultas ofrece”.

El dirigente de Opexa explicó los beneficios de la 'Tcelna', la T-inmunoterapia con células que se emplea contra la esclerosis múltiple. Tcelna, dijo, “puede tener el potencial de dar una dirección a las necesidades médicas sobre la esclerosis a una gran cantidad de personas”.

Tcelna utiliza las células propias del paciente, aisla las T-células, expandiendolas hacia una determinada terapia, y las reinserta en un paciente. Warma aseguró que se usan las células propias del paciente como un fármaco que reconstruye el tejido averiado.

A pesar de que Tcelna ha pasado la segunda fase de pruebas clínicas, Warma declaró que hay que esperar aún mucho tiempo, antes de que este ampliamente disponible. “La reunión de hoy es un paso significativo para proponer terapias a los pacientes en necesidad”, dijo.

Traducido del original inglés por H. Sergio Mora