Conferencia Río + 20, dar pleno sentido al término "economía verde"

Entrevista con el profesor Vincenzo Buonomo, de la Universidad Lateranense

| 857 hits

Por H. Sergio Mora

ROMA, viernes 30 marzo 2012 (ZENIT.org). - Un día de reflexión teniendo en vista la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, que se realizará en Río de Janeiro el próximo mes de junio, fue organizada este jueves en Roma por la Universidad Pontificia Lateranense.

Una media jornada dedicada a la llamada "economía verde" durante la cual veinte conferencistas pusieron de manifiesto la problemática desde las distintas perspectivas: filosófica, teológica, sociológica, económica, institucional y jurídica.

El problema central es dar un significado completo al término green economy, de manera que se hable de un desarrollo que sea verdaderamente integral de toda la persona. Así como poner en el centro de cada discusión, no el tema de la sostenibilidad del medio ambiente sino el tema de la persona humana que está en el centro de la sostenibilidad del medio ambiente. Contrariamente existe el riesgo de una desviación o de un posible desenganche de lo que son los valores que deben ser puestos en la base de la economía, de los derechos humanos fundamentales y de lo que debería ser la vida de la sociedad humana.

ZENIT le pidió al profesor Vincenzo Buonomo, de la Lateranense y uno de los coordinadores del evento, algunos detalles del debate, los que indicamos a continuación.

Profesor Buonomo ¿qué se entiende por economía verde?

--Prof. Buonomo: No son un conjunto de normas, sino una perspectiva que se refiere a la vida de las personas, de la economía y aún más se refiere a los modos a través de los cuales proteger el ambiente.

¿Cómo nació este término?

--Prof. Buonomo: Es un término colorido, que significa garantizar que los recursos del planeta no sean explotados, y garantizar también la posibilidad de evitar los desplazamientos forzados de poblaciones por razones ambientales. Verde, significa también pensar en las exigencias de las generaciones futuras que tienen derecho a una tierra como la hemos recibido.

La Santa Sede va a la Conferencia de Río y hoy se ha hablado del borrador del documento

--Prof. Buonomo: La Santa Sede va con dos objetivos fundamentales, en primer lugar para dar un sentido pleno al término green economy, el de un desarrollo que sea verdaderamente integral de la persona. De otro el de poner en el centro de la discusión, no el tema de la sostenibilidad ambiental, sino el de la persona humana que está en el centro de la sostenibilidad ambiental.

¿Quién redactó este borrador de documento de la Conferencia de Río?

--Prof. Buonomo: El proyecto fue realizado por el Secretariado y por una primera ronda de negociaciones que en las Naciones Unidas se están moviendo desde hace casi un año y que deberá llegar a definir el llamado segmento alto, entre el 20 y 22 de junio. Una declaración completa sobre todos los compromiso que ya existen desde el punto de vista de las reglas o reinterpretarlo de acuerdo a las nuevas necesidades.

Pero Monseñor Balestrero ha planteado algunas dudas

--Prof. Buonomo: El gran problema es la posible desviación o desenganche de los valores fundamentales que deben ser colocados en la base de la economía, los derechos fundamentales de la persona y de lo que debe ser la vida humana en la sociedad.

Cuando se va a discutir sobre estos grandes temas hay que tener en cuenta que en el centro se encuentran instituciones como la familia, que viven una subsidiariedad concreta y de una solidaridad operante. Creo que este es el gran problema: salirse de este tema significa introducir aspectos que con el tema ambiental son poco relevantes.

Tres oradores hablaron de la perspectiva filosófica

--Prof. Buonomo: La perspectiva filosófica encuentra el fundamento ético que está en la base de la visión que tiene el hombre sobre el medio ambiente.

¿Y la teológica?

--Prof. Buonomo: La teología ha dado un paso ulterior, es decir, no sólo estamos llamados a ser custodios de la creación, sino quienes concurren y siguen en la obra de la creación.

¿Y la sociológica?

--Prof. Buonomo: Esta ha identificado algunas problemáticas: de un lado el fenómeno de la urbanización y del otro el crecimiento demográfico que son aspectos sin duda importantes para cualquier tipo de discusión y análisis. Pero que no pueden evaluarse sólo en sí mismos, sino en una perspectiva global.

¿Y la económica?

--Prof. Buonomo: Mostró la necesidad de una economía solidaria, es decir la participación directa desde abajo de quienes son los operadores y los beneficiarios. De tal manera que sea una economía verde efectivamente puesta al servicio del hombre.

Han hablado de personas que se interesan del verde pero solamente para hacer negocios

--Prof. Buonomo: Sí, pero sobretodo de personas que quieren a través de sus actividades garantizar un verdadero desarrollo integral y sostenible.

¿Y desde el punto de vista institucional y legal?

–Prof. Buonomo: Se puso en evidencia la cuestión de los derechos fundamentales y las dificultades de conjugar sostenibilidad y derechos humanos. Los derechos humanos se refieren a un sujeto y por lo tanto cuando hablamos de sostenibilidad hablamos de situaciones futuras que aún no conocemos. De otra parte se puso en evidencia como es necesaria una governance a nivel internacional que pase necesariamente a través de aquel concepto indicado por la Doctrina Social de la Iglesia, de una autoridad mundial entendida como capacidad de gobernar las situaciones que existen a través del principio de subsidariedad.

¿Vino a flote que aquí hay personas que podrían dar una contribución importante, verdad?

-- Prof. Buonomo: Esta iniciativa puso en envidencia que las universidades pontificias romanas pueden dar en su interdisciplinalidad un aporte concreto y podemos decir que podrían contribuir con la actividad que la Iglesia realiza, la Santa Sede de modo específico, a nivel internacional.