Congo: campaña electoral envenenada por la violencia

El cardenal Monsengwo denuncia el clima de tensión

| 1432 hits

KINSHASA, viernes 11 noviembre 2011 (ZENIT.org).- El cardenal arzobispo de Kinshasa Laurent Monsengwo Pasinya ha denunciado el clima de violencia y venganza que domina en la campaña electoral para las próximas presidenciales a celebrar el 28 de noviembre.

Según informa este viernes la agencia Fides, el cardenal afirmó: “Somos todos los días testigos de incidentes que sorprenden por su frecuencia: se provoca, hay quien se arma de machete y tal vez de fusiles, se destruye y se incendia, como si se estuviera en presencia de un enemigo ordenado en orden de batalla o el fin de las elecciones fuera el de destruir el país en lugar de construirlo, o las elecciones miren a matar en lugar de a promover y a salvaguardar la vida”.

El cardenal arzobispo de Kinshasa rechazó, con esas palabras, el clima de violencia y tensión que envenena la campaña para las elecciones presidenciales del 28 de noviembre en la República Democrática del Congo (RDC).

Hablando este jueves 10 de noviembre, en Kinshasa, el cardenal constató que “se advierte el regreso del miedo y de la tensión, de la incertidumbre si no el pánico”. “¿Cómo podemos confiar en dirigentes incapaces de proteger a la población? ¿Cómo podemos elegir a goernantes que nos nos dan garantías de paz, justicia, verdad y de amor por el pueblo?”, se preguntó el cardenal que pidió a todos trabajar por unas elecciones seguras y serenas.

Desde el 28 de octubre que dió inicio la campaña, varias personas han resultado heridas en choques entre los partidarios del presidente saliente Kabila y los de la oposición, en especial en Kinshasa y en las ciudades de Mbuji-Mayi y Lubumbashi.

Según informaba la misma agencia en septiembre pasado, la Iglesia católica preparó a treinta mil observadores electorales con el fin de ayudar a asegurar la regularidad de las elecciones.

Teniendo en cuenta que los observadores enviados por la Unión Europea son 120, se puede valorar la importancia de la contribución de los observadores católicos en la próxima consulta.

La cifra fue anunciada el 23 de septiembre durante la ceremonia de inauguración del programa de educación cívica y electoral encomendada a los Obispos locales de la Comisión “Justicia y Paz”.