Congo: La guerrilla sigue reclutando a niños soldado

Entre 15 y 20.000 menores sin padres vagan por las calles de Kinshasa

| 741 hits

NUEVA YORK, 4 junio 2001 (ZENIT.org).- La organización con sede en Nueva York «Human Rights Watch» (HRW), acusó el martes pasado al grupo rebelde «Rassemblement congolais pour la democratie» (RCD-Goma), al este de la República Democrática del Congo (RDC), de seguir reclutando a niños soldado en su guerra contra el Gobierno.



«Los niños están siendo secuestrados y enviados a luchar por los soldados que se supone deberían protegerlos», dijo Alison des Forges, consejera de la sección africana de HRW. En su informe, HRW dijo que el RCD-Goma «se ha comprometido repetidas a desmovilizar a sus niños soldado pero no ha cumplido sus promesas».

Por otra parte, un buen número de niños desmovilizados en el país se «han encontrado en la calle» o no han sido reintegrados en la sociedad, indicó la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. La Comisión también dijo que hay niños sirviendo todavía en las fuerzas armadas gubernamentales y que se tienen pruebas de que se han falsificado sus datos para enrolarlos en el Ejército.

Un miembro de la Comisión reveló que aunque el Gobierno de la RDC ha prestado mucha más atención a la educación, hay otros problemas que deben ser solucionados. En concreto, indicó que el presupuesto de educación es solamente del 1%.

La RDC hizo un informe, presentado por el ministro de Asuntos Sociales, Embamba Boboto, en el que afirma que los esfuerzos del Gobierno para implementar los derechos de los niños hubieran sido más significativos «si la guerra o agresiones no hubieran creado impedimentos».

«La crisis económica y los conflictos armados que sufre el país se están todavía cobrando un alto precio en víctimas infantiles, y aparecen grupos de niños que requieren medidas de especial protección», dice el informe.

Describe las categorías de niños que se han quedado solos por los desplazamientos de la población: niños de la calle; niños que son económica o sexualmente explotados; niños que han sido captados para realizar labores de colocación de minas; y niños soldado. El informe indica que hay actualmente entre 15.000 y 20.000 niños de la calle en Kinshasa, debido sobre todo a la pobreza, la ruptura de las familias, el desplazamiento causado por la guerra y la muerte de los padres a causa del sida.