Congreso Católicos y Vida Pública: En auténtica democracia, la Iglesia «no tiene miedo»

Afirma el presidente de la Conferencia Episcopal Española en el día de la clausura

| 422 hits

MADRID, domingo, 20 de noviembre de 2005 (ZENIT.org).- El presidente de la Conferencia Episcopal española, monseñor Ricardo Blázquez, afirmó este domingo, en la jornada de clausura del congreso Católicos y Vida Pública que «en una sociedad realmente democrática la Iglesia no tiene miedo ni se siente amenazada».



El obispo de Bilbao señaló cuatro principios que rigen las relaciones Iglesia-Estado: Libertad e independencia de la Iglesia; autonomía y laicidad del Estado; sana convivencia entre ambas y la realidad del principio de que la persona humana es inicio, centro y fin del orden social.

El prelado reiteró que del principio de libertad religiosa surge el de la aconfesionalidad del Estado, que obliga a la colaboración mutua, y al cultivo del diálogo para tratar cuestiones y resolver posibles conflictos, diálogo que «debe ser fiel a la verdad y la amistad».

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, reconoció por último que «los cristianos no podemos hacer de la fe un asunto privado ya que la fe nos impulsa a implicarnos en la sociedad».

La Conferencia de Clausura del Congreso organizado por la Fundación Universitaria San Pablo-CEU, que este año ha tenido por lema «Llamados a la libertad», corrió a cargo del presidente del Instituto sobre Religión y Vida Pública de los Estados Unidos, y director de la revista «First Things», Richard John Neuhaus, quien ha habó sobre «libertad religiosa y laicismo».

La edición de este año del Congreso se ha caracterizado por el Homenaje dedicado en la noche del sábado a Juan Pablo II, en el que se leyó el único poema entero en español de la creación lírica del joven Karol Wojtyla que ha traducido y prologado Bogdan Piotrowski.

El mismo Piotrowski participó, junto con el Premio Nobel de la Paz y ex presidente de la República de Polonia, Lech Walesa, y con el arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco, en el homenaje.

Walesa recordó el primer viaje como Papa de Juan Pablo II a su país natal, destacando que sus palabras, «No tengáis miedo», hicieron que los polacos, católicos y no católicos, se movilizaran, despertaran y caminaran juntos contra el comunismo. En este sentido, cifró en un 50% del mérito del fin del comunismo se debe a esa llamada.

El Congreso se celebra desde 1999 con el objetivo de ser un foro de encuentro, que busca promover la participación de los católicos en la vida pública. Se ha celebrado durante los días 18, 19 y 20 en Madrid, en la sede de la Universidad San Pablo-CEU. Han asistido 1.200 congresistas, de los que 180 lo han hecho como comunicantes. Han participado 80 ponentes.

Entre otras personalidades han participado el vicepresidente del Parlamento Europeo, Mario Mauro, el secretario de la Conferencia Episcopal Española, el padre Juan Antonio Martínez Camino S.I., el Vocal Consejo General del Poder Judicial, José Luis Requero, el catedrático de Psiquiatría, Enrique Rojas, el presidente de CONCAPA, Luis Carbonel, el catedrático emérito de la Universidad de Munich Robert Spaemann.

[Puede seguirse por Internet en http://www.ceu.es/fnd/viicongreso/congresovii.htm]