Congreso mundial sobre santuarios en Monserrat, centros de evangelización

La Santa Sede les propone utilizar más Internet

| 394 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 5 marzo 2002 (ZENIT.org).- Del 4 al 7 de marzo se celebra en el santuario catalán de Monserrat el tercer Congreso europeo sobre santuarios y peregrinaciones sobre el tema «El santuario, espacio para una acogida fraterna y universal».



Según ha informado Radio Vaticano este martes, el encuentro quiere reflexionar sobre el extraordinario número de personas que visitan estos lugares de culto sin participar propiamente hablando en peregrinaciones.

Según datos ofrecidos por la Santa Sede a través de esta emisora, se calcula que los centros de peregrinación cristianos en el mundo atraen todos los años a 150 millones de personas.

Muchas veces se trata de turistas, personas movidas por intereses culturales o de descanso. En ocasiones, no son creyentes. Los congresistas, en estos días, se están interrogando sobre la manera en que se puede acoger a estos visitantes.

«Para estos visitantes --explica a los micrófonos de la emisora pontificia el arzobispo Agostino Marchetto, secretario del Consejo Pontificio de la Pastoral para los Emigrantes e Itinerantes--, la manera en que son acogidos en el santuario se convierte en la imagen que reciben de la Iglesia».

«Por tanto --añade el secretario del organismo vaticano--, es importante privilegiar la hospitalidad hacia todos, hacia las diferentes culturas y maneras de ser. De hecho, esta es la vocación de la Iglesia, que debe ser cada vez más un espacio para la escucha y la respuesta».

Como sugerencia para organizar una acogida mas apropiada en los santuarios, monseñor Marchetto propone utilizar las nuevas tecnologías, como Internet

«Hay muchos santuarios en la red y muchas personas "visitan" los santuarios a través de este moderno medio de comunicación --afirma--. Para algunos, esta visita virtual es la única manera en que pueden entrar en contacto con el lugar. Otros, por el contrario, primero hacen una visita virtual y luego otra personal».