Conjugando fe, esperanza y caridad

El cardenal Carlos Amigo en la VI Semana de la Pobreza

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 1092 hits

La Semana de la Pobreza, organizada por Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez alcanza este año su sexta edición. En esta ocasión, teniendo en cuenta la difícil situación que vivimos, se plantea como el marco perfecto para reflexionar sobre las motivaciones profundas con que "alimentar la esperanza".

Ayer, jueves 11 de abril, contaron con la presencia del cardenal Carlos Amigo Vallejo, arzobispo emérito de la Diócesis de Sevilla, con su ponencia denominada "Conjugando fe, esperanza y caridad".

Le acompañó en este acto monseñor José Mazuelos, obispo de la Diócesis de Jerez y Francisco Domouso, director de Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez. También asistió María José García-Pelayo, alcaldesa de Jerez.

Monseñor José Mazuelos presentó al purpurado, mientras que, Francisco Domouso le agradeció su presencia y su disponibilidad a participar en esta semana tan especial para Cáritas.

En cuanto a su intervención, el cardenal Amigo habló sobre el hecho de que "comenzamos un nuevo tiempo, ya que la crisis nos ha zarandeado y nos ha hecho ver lo que es importante y lo que no" y ante esta nueva época, afirma que "es necesario que exista autenticidad".

Describiendo a la Iglesia, dijo que "es una barca de frágil madera, los marineros son de hierro, gracias al amor que Dios nos ha dado y el timonel, que es el papa Francisco, es el que la dirige". Así mismo, en su visión sobre la Iglesia, dijo que "es actual, no tiene miedo al futuro, ya que Jesucristo ha prometido que estará con nosotros y es valiente, ya que donde hay necesidad allí está, a pesar de los riesgos".

Planteó que, ante la pregunta de cuál es el futuro de la Iglesia, "lo importante no es cómo será sino cómo queremos que sea", a lo que añadió que hay ciertos signos que nos lo indican, ya que "tenemos que mantenernos firmes en la fe".

Añadía que "al cristiano se le reconoce por sus gestos, por su forma de ayudar a los demás... no hace falta que lo publique, se nota en sus actitudes".

Y en relación a esas actitudes, también tuvo palabras sobre el papa Francisco, ya que "con sus gestos insignificantes, como el de continuar con sus zapatos negros, nos indica que lo realmente importante es el amor a las personas y no el hecho de tener unos zapatos u otros".

Haciendo alusión al centro de esta Semana de la Pobreza, destacó que "tenemos el compromiso de vivir la esperanza, ya que eso significa tener la seguridad de que aquello que Dios ha dicho se cumplirá" a lo que ha añadido que "la esperanza es como una luz sutil que hace ver la realidad tal y como es y desde todas las perspectivas, que nos hace ver las cosas tal y como son".

También tuvo palabras para alabar la labor que hace Cáritas, haciendo referencia a su trabajo ayudando a las personas que más lo necesitan. Y al hablar sobre al aumento de la pobreza afirmó que, "aunque ayudemos, no debe preocuparnos el hecho de que no nos aplaudan, ni la credibilidad que tengamos, sino que debemos ser fieles al mensaje que Cristo nos ha dado", a lo que añadió que "nunca habrá que presumir a costa del hambre de los pobres, ya que si quieres hacer el bien no te pondrán alfombra roja, puesto que la caridad no hace ruido y si lo hace es que no es caridad". En relación a este tema también afirmó que "si quieres que vean la cara de Dios en ti, practica la caridad".

Finalmente, haciendo referencia al título de la ponencia afirmó que la fe, la esperanza y la caridad se entrelazan y es que "la fe es conocer la verdad y adherirse a ella y la caridad es caminar con esa verdad que se ha conocido, ya que la fe te descubre la verdad y la caridad hace que vayas en busca de aquello que la fe te ha descubierto", e hizo hincapié en que en definitiva, "la fe, la esperanza y la caridad, eso es ser cristiano, el poder mirar a tu hermano cara a cara y darte cuenta de que estás viendo a Cristo".

Escuchar conferencia.