Conmoción en Nicaragua por el asesinato de un párroco

Baleado al intentar defender a una mujer. El marido asesinó a su esposa y a otra señora

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 837 hits

Miles de fieles de la diócesis nicaraguense de Jinotega han participado en el funeral del párroco Juan Francisco Blandón Meza, que fue asesinado con dos tiros, uno en el corazón y otro en el abdomen, el domingo pasado.

La pequeña ciudad de Jinotega está conmocionada, basta ver en facebook las fotos del funeral del sacerdote en la catedral y la cámara ardiente.

El obispo de la diócesis de Jinotega, Mons. Carlos Enrique Herrera, O.F.M, en el comunicado oficial indicó: “Como padre y pastor de la iglesia peregrina en la diócesis de Jinotega, quiero expresar el sentimiento del profundo dolor que experimentamos sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos, por el sensible fallecimiento en lamentable hecho del asesinato atroz de nuestro querido Pbro. Juan Francisco Blandón Meza, Párroco de la Iglesia Inmaculada Concepción de María, ubicada en el municipio de Wiwilí, departamento de Jinotega”.

El obispo en declaraciones a la prensa indicó que “el Padre Juan Francisco ha sido asesinado por la 'inestabilidad psicológica' del hombre”, que después de asesinar a su esposa, Sandy Hernández, de 32 años, mató a otra mujer y se disparó quitándose la vida.

Por su parte el padre Rafael Ríos, párroco y Vicario de la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles, indicó que el padre Juan Francisco fue compañero de bachiller, de seminario y de vida sacerdotal. Y añadió que fue impactado por dos balazos en el costado izquierdo a la altura del corazón, cuando trató de defender a la Joven Sandy Hernández, quien fue asesinada por su esposo Heynar Maldonado.



El Padre Ríos lamentó que el diario La Prensa ha sacado en su información que se trata de un crimen pasional. “Lo conocí, lo conozco y lo sigo conociendo porque es mi hermano y sé la calidad moral y los principios que él tenía y sé que en el momento él está haciendo una labor evangelizadora, dando un consejo a una señora que está teniendo problemas con su cónyuge. Entonces que feo que cuando ya alguien no se puede defender cualquiera dice cualquier grosería”, expresó.
 
“No vamos a permitir que alguien pisotee la dignidad de quien no puede defenderse. Los hermanos sacerdotes estamos para eso, para defender la dignidad de nuestros hermanos”.

El funeral se realiza este miércoles 9 de marzo y el sacerdote será sepultado en la catedral San Juan de Jinotega.