Consejo del Papa a obispos misioneros: Mantener la unidad de fe y de la Iglesia

En un encuentro con prelados de reciente nombramiento

| 583 hits

CASTEL GANDOLFO, jueves, 16 septiembre 2004 (ZENIT.org).- La salvaguarda de la fe y de la unidad de la Iglesia fue la prioridad que presentó Juan Pablo II este jueves a nuevos obispos de tierras de misión.



Se trataba de 130 prelados, en su mayoría jóvenes, de países de lengua francesa, española y portuguesa procedentes de África, Asia, América y Oceanía que participan hasta el próximo sábado en un seminario de estudio promovido por la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

«En todas las culturas», dijo el Santo Padre al dirigirse a los obispos, «vuestras Iglesias» «están llamadas a manifestar la comunión de la única Iglesia de Cristo, en la fidelidad al Magisterio».

«Vuestra primera preocupación es la de ser guardianes diligentes de la integridad de la fe y de la unidad de la Iglesia», afirmó.

«Llamados a seguir a Cristo, prestad atención a hacer que crezca sin cesar la comunión con el Romano Pontífice y con los demás obispos, especialmente en el seno de vuestra conferencia episcopal y de vuestra provincia eclesiástica», recomendó el Papa.

El segundo consejo que dejó a los prelados, en cuyos rostros se reflejaba una extraordinaria riqueza de países y etnias, fue el de ser «modelos para el pueblo cristiano sacando de la experiencia espiritual, de una vida sacramental intensa, de una formación permanente, la fuerza para ser servidores del Evangelio».

«El obispo debe promover incansablemente una auténtica pastoral y una pedagogía de la santidad», aclaró el Santo Padre.

El Santo Padre resumió estos consejos en una expresión del apóstol san Pablo tomada de la primera Carta a los Corintios (9, 116): «Predicar el Evangelio no es para mí ningún motivo de gloria; es más bien un deber que me incumbe. Y ¡ay de mí si no predicara el Evangelio!».

Entre los obispos presentes en la audiencia con el Papa, las naciones más representadas eran Madagascar y República Democrática del Congo, Vietnam y Colombia.

Es el segundo curso para nuevos obispos de tierra de misión que organiza la Santa Sede. El año pasado convocó a 169 prelados de lengua inglesa.

El seminario ha sido presidido por el prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el cardenal Crescenzio Sepe.

A este organismo vaticano le corresponde «dirigir y coordinar en todo el mundo la obra de evangelización de los pueblos» en los así llamados territorios de misión, según estableció Juan Pablo II (constitución apostólica «Pastor Bonus», 28 de junio de 1988).