Consultorio vocacional en línea

Cuando una webcam se convirtió en aliada de la promoción vocacional

Roma, (Zenit.org) Jorge Enrique Mújica | 1418 hits

¿También se pueden encontrar y promover la vocación consagrada, religiosa o sacerdotal en el ciberespacio? A juzgar por la nutrida presencia de portales con esa orientación en la web parece que sí. Una de esas páginas, la primera en su tipo en la historia de internet, es Vocacion.org, quien continuando a la vanguardia de la pastoral vocacional hoy en día utiliza incluso las webcam para sesiones de asesoría y acompañamiento. En el contexto de la 50 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones entrevistamos al director de Vocacion.org, el padre Miguel Segura LC, también encargado de la promoción vocacional de su familia religiosa en España.

¿Internet realmente funciona para el acompañamiento o para la pastoral vocacional?

--P. Miguel Segura: Cuando en febrero de 2012 comencé a dirigir la página www.vocacion.orgno podía imaginar las dimensiones de la inquietud vocacional entre los jóvenes. Un año después aún estoy sorprendido de los porcentajes que registramos en la página y de la realidad que se esconde tras estos datos.  

Desde que preparamos la versión para España, la página ha tenido más de 24.000 visitas, los videos más de 45.000 reproducciones y en un año nos han dirigido más de mil consultas directas sobre la vocación sacerdotal o consagrada.

En general, ¿cuál ha sido su experiencia como director de un portal vocacional en línea, el primero en lengua española?

--P. Miguel Segura: Durante este tiempo he podido constatar que en general se da un gran desconocimiento de esta realidad y por tanto en muchos cristianos existe la tendencia a suponer, por ejemplo, que la vocación en un joven es resultado de presiones, carencias o inclinaciones más que una verdadera llamada de Dios. Sin embargo desde la página, con cientos de testimonios (sobre todo en la sección de preguntas y respuestas), se muestra que no es así. Todavía no he encontrado dos historias vocacionales iguales, pero en todos los casos se experimenta la vocación como una llamada de Dios, algo superior pero que a la vez te deja completamente libre.

Además de funcionar como un medio para ofrecer recursos para la promoción vocacional y responder consultas en ese mismo campo, ¿qué otras actividades realiza un encargado de la promoción vocacional como usted?

--P. Miguel Segura: Desde la página organizamos presentaciones de testimonios vocacionales para colegios. Me han resultado particularmente interesantes las presentaciones hechas no para los alumnos sino para el profesorado. Nuestra convicción es que ellos son los formadores más directos de sus chicos y, siendo el fenómeno de la vocación una realidad en la Iglesia, conviene que ellos la conozcan. La forma de hacer estas presentaciones ha sido muy dinámica y práctica: simplemente hemos desglosado ante el profesorado los datos obtenidos en la página vocacional y a continuación hemos mostrado testimonios concretos de consultas recibidas (obviamente con autorización de quien nos ha escrito).

¿Y cuáles han sido las reacciones?

--P. Miguel Segura: Suele causar cierta sorpresa positiva constatar la frecuencia de la inquietud vocacional. También a mí me sorprendió el ver la universalidad de este fenómeno tanto en lugares como en edades y culturas. Personalmente creo que es un enriquecimiento mostrarlo sin complejos, simplemente como es y así lo reflejamos desde la página; al final la realidad de que es Dios quien llama termina imponiéndose y ello te ayuda a abrir los ojos. La página www.vocacion.org me ha hecho ver un simple hecho; que a pesar de lo que se pudiera suponer Dios sigue siendo muy atractivo cuando enfocas bien la mirada sobre Él. Pero además de atractivo es muy activo. Y llama muchas veces a quien no lo espera.

¿Cuáles son las secciones que más consultan los visitantes?

--P. Miguel Segura: Las actividades propuestas en la página tienen muchas visitas. Además del curso de discernimiento del verano los jóvenes internautas han consultan los "fines de semana de discernimiento". Comenzamos a proponerlos porque el paso a la universidad es un momento clave y a veces se vive con ligereza como quien sube al metro sin tener clara si es o no la línea correcta, pero en realidad hemos recibido más visitas de universitarios que de bachilleres. Es sorprendente el número de jóvenes que a mitad de carrera no tiene claro qué quiere en la vida y se cuestiona si lo que está haciendo vale la pena. Todo está bien, pero pocas cosas les llenan. El hecho es que tras la pregunta por el futuro se esconde a veces la llamada de Dios.

Hemos sabido que también han incorporado un consultorio vocacional a través de webcam…

--P. Miguel Segura: Las nuevas tecnologías  están siendo también un vehículo importante para la reflexión sobre la vocación y la llamada de Dios. Es obvio que internet y una webcam son parte de la vida de los jóvenes, también del joven vocacional, y cuentan con ello cuando quieren solucionar sus dudas. Por ello, dentro de la página www.vocacion.org hemos lanzado el "Consultorio vocacional en línea" los primero jueves de cada mes a las 10.00 de la noche, hora española, tenemos reuniones virtuales por teleconferencia. Lo hacemos a través de la tecnología webinar ygotomeeting, que garantiza la estabilidad y la seguridad de los encuentros virtuales. En la primera reunión virtual comenzamos con 16 inscritos pero en cada encuentro se ha ido doblando el número. 

Son métodos nuevos que llevan a las experiencias de siempre: la alegría de jóvenes y no tan jóvenes que sienten (de modo inexplicable a veces), la llamada de Dios a dejarlo todo y seguirle.

No son pocos los que todavía le tienen miedo a usar internet para temas como estos, ¿no cree?

--P. Miguel Segura: Se trata de una realidad poco conocida, pero que está ahí. Son muchos quienes en la Iglesia tienen que lidiar con ella y ponen lo mejor de sus fuerzas en la oración y ayuda al discernimiento. Personalmente me llena de alegría encontrar promotores vocacionales y grupos eclesiales, parroquias, movimientos, que se han puesto en contacto con nosotros para consultar cómo colaborar mejor con los jóvenes ante la realidad de la vocación; hemos podido echar una mano a la hora de aportar sugerencias y material de apoyo; para ellos hemos diseñado un pequeño programa que permite usar los contenidos de la página adaptándolos a sus necesidades y presentar la realidad de la vocación a diversos auditorios.

El domingo 21 de abril celebramos la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. Usted no sólo es director de una web especializada en la vocación sino que también desarrolla su ministerio en «cara a cara». ¿A qué invitaría a las personas que leen esta entrevista?

--P. Miguel Segura: En torno al año 30 de nuestra era, el César en Roma no se enteró de que unos galileos junto al lago de Tiberíades o en la mesa de los impuestos escuchaban la llamada irresistible y personal a entregar su vida por Jesucristo. Sin embargo, esto fue una realidad que con el paso del tiempo ha cambiado el mundo. Hoy tampoco es noticia que muchos siguen experimentando lo mismo que aquellos galileos, pero la Iglesia este fin de semana rezará por nombres concretos que ahora mismo se sienten movidos a dejarlo todo y seguir a Cristo. Ellos necesitan nuestro apoyo para llevar adelante ilusiones que nadie más comparte pero que Dios ha puesto inexplicablemente en su corazón. Rezar por ellos en algún momento de estos días es colaborar con una iniciativa asombrosa que no parte de ellos, sino que viene de arriba.