Contemplación, comunión y misión: consignas del Papa a la Acción Católica

Al concluir el primer congreso mundial de la institución

| 1680 hits

LORETO, domingo, 5 septiembre 2004 (ZENIT.org).- Contemplación, comunión y misión fueron las tres consignas que dejó Juan Pablo II a los miembros de la Acción Católica al concluir la celebración eucarística en la que proclamó a tres beatos que formaron parte de esa institución.



«La primera es "contemplación": comprometeos a caminar por el camino de la santidad, con la mirada fija en Jesús, único Maestro y Salvador de todos», afirmó el pontífice antes de rezar la oración del Ángelus junto a los 250.000 peregrinos presentes.

«La segunda consigna es "comunión"», añadió con voz débil tras la larga misa presidida en la explanada de Montoroso cerca del santuario mariano nacional italiano de Loreto.

«Tratad de promover la espiritualidad de la unidad con los pastores de la Iglesia, con todos los hermanos de fe y con las demás agregaciones eclesiales --pidió--. Sed fermento de diálogo con todos los hombres de buena voluntad».

«La tercera consigna es "misión"», dijo por último el Papa a los presentes, entre los que se encontraban unos 60.000 jóvenes.

«Llevad como laicos el fermento del Evangelio en las casas y en las escuelas, en los lugares de trabajo y de tiempo libre. El Evangelio es palabra de esperanza y de salvación para el mundo», aseguró.

La Acción Católica, presente en numerosos países, cuenta en Italia con unos 400.000 inscritos, según revela este domingo «L'Osservatore Romano» en su suplemento dominical. El 46% son adultos, el 20% jóvenes y el 34% adolescentes.

En Italia está presente en 219 de las 226 diócesis. En ese país, cuenta con 7.283 asociaciones parroquiales.