Convivencia es mucho más que falta de discriminación, explica un mensaje pontificio

Enviado en nombre del Papa por el cardenal Bertone a las Semanas Sociales de España

| 857 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 3 noviembre 2006 (ZENIT.org).- La «convivencia» entre personas de culturas y religiones diferentes es mucho más que «falta de discriminación», es «colaboración» en bien común, explica un mensaje pontificio.



La carta ha sido enviada en nombre de Benedicto XVI por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, al profesor José Tomás Raga Gil, presidente de las Semanas Sociales de España, que se celebran del 2 al 5 de noviembre en Toledo con el tema: «Propuestas cristianas para una cultura de la convivencia».

Tras recordar que en esta edición se celebran los cien años de estas Semanas Sociales, el purpurado aplaude la elección de tema, pues «destaca la novedad de una situación que en este tercer milenio se constata como uno de los principales desafíos para toda la comunidad humana, en la que se produce de manera creciente la presencia de ciudadanos con culturas y creencias religiosas diversas dentro de un mismo núcleo social».

El cardenal Bertone reconoce que la convivencia es «una cuestión delicada y con frecuencia impregnada de malentendidos o posturas emocionales, en la que tampoco faltan simplificaciones indebidas».

El término «convivencia», considera, «expresa el propósito de no quedarse en una tolerancia genérica, falta de discriminación o marginación de los valores e ideales profundos que marcan más que otras cosas la identidad de los individuos y los grupos».

«El respeto de la diversidad no es sometimiento ni debe cerrar el paso a la amistad, a la concordia y a la colaboración en aquello que es común a todos y, ante todo, al bien común», concluye.