Cordial entrevista entre el metropolita Hilarión y el papa Francisco

Esperanza de nuevos progresos en las relaciones

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1895 hits


El metropolita Hilarión expresó su esperanza de que "los progresos realizados en las relaciones entre la Iglesia ortodoxa rusa yla Iglesia católica romana bajo el papa Benedicto XVI se confirmaran durante el nuevo pontificado". 

La web del Departamento de los Asuntos Eclesiásticos Exteriores del Patriarcado de Moscú da cuenta del encuentro de su presidente, el metropolita Hilarión de Volokolamsk, con el papa Francisco, el miércoles 20 de marzo en El Vaticano. 

El metropolita transmitió al papa Francisco "los saludos del patriarca Kyrill de Moscú y de toda Rusia, que también le agradece igualmente por sus oraciones" y "subrayó que el Primado dela Iglesiarusa había seguido aténtamente la elección y la entronización del Romano Pontíce".

El presidente del DREE ha ofrecido al papa Francisco el libro del patriarca Kirill, Libertad y responsabilidad, en español.

El papa envió sus "mejores deseos para el primado dela Iglesia OrtodoxaRusa".

”Durante la entrevista, el metropolita Hilarión habló de la vida y del ministerio dela Iglesiaen Rusia, expresando su esperanza de que el progreso constatado en las relaciones entrela Iglesiaortodoxa rusa yla Iglesiacatólica bajo el papa Benedicto XVI sea confirmado bajo el nuevo pontificado".

Hizo hincapié en que "el Patriarcado de Moscú da una gran importancia al desarrollo de las relaciones conla Iglesiacatólica, especialmente en el campo del trabajo social, de la ayuda a los pobres y a los necesitados, y la defensa de los cristianos perseguidos".

El metropolitano Hilarión también "informó al pontífice de los problemas que aún existen en las relaciones entre las dos Iglesias, expresando la esperanza de que se puedan encontrar soluciones bajo el nuevo pontificado".

Al final del encuentro, el presidente del DREE ofreció al papa Francisco un icono dela Madrede Dios llamada "Mirad mi humildad", regalo del patriarca Kyrill.

"Los primeros pasos de vuestra santidad después de vuestra elección llevaban la marca la humildad", dijo el metropolita Hilarión, entregando el icono al nuevo pontífice.

El papa respondió: "Yo no soy humilde, y le pido que ore para que el Señor me conceda la humildad".

Este mismo icono mariano fue a su vez obsequiado por Francisco a Benedicto XVI, en su primera visita al papa emérito en Castel Gandolfo, reiterando las palabras que había dicho al metropolita dela Iglesiaortodoxa rusa.

Traducido de la edición francesa de ZENIT por Raquel Anillo