Corea del Sur bate el récord mundial conversiones al catolicismo

Es ya el tercer país católico de Asia

| 2538 hits

SEÚL, 22 mar 2001 (ZENIT.org-FIDES).- Corea del Sur, con sus 3.950.000 de católicos (el 8,3%) de una población de cerca de 46 millones de habitantes, es el tercer país católico de Asia, después de Filipinas e India.



Su Iglesia registra el número de conversiones de adultos más elevado de todo el mundo: unos 150.000 bautismos de personas mayores de edad al año.

El «boom», como aquí es definido, comenzó a registrarse tras el primer viaje de Juan Pablo II en 1984. Esto ha impreso un importante impulso misionero a esta Iglesia, que envía sacerdotes, religiosas y laicos a países de la antigua Unión Soviética, a Asia (también a China), África, América Latina e incluso a algunas parroquias francesas sin sacerdotes.

La Iglesia está muy comprometida en la acción social y es uno de los catalizadores de la reconciliación con la Corea del Norte. El presidente Kim Dae-Jung, premio Nobel de la Paz del año pasado, e histórico defensor de la democracia del país, es el primer católico que asume este cargo. A él se deben los primeros diálogos de paz con el máximo exponente del régimen comunista, Kim Jong Il, que tuvieron lugar en junio pasado en Pyongyang.

Juan Pablo II visitó Corea del Sur en dos ocasiones: del 3 al 7 de mayo de 1984, cuando canonizó a 103 mártires; y del 7 al 9 de octubre de 1989, con ocasión del Congreso Eucarístico Mundial celebrado en Seúl.

La evangelización comenzó a finales del siglo XVIII, cuando algunos literatos confucianos al leer algunos textos cristianos traídos de Pekín, se convirtieron al cristianismo. Ha sido quizá el único caso en el que la evangelización del país no fue comenzada por sacerdotes o religiosos, sino por los mismos laicos.

En 1831 el Papa Gregorio XVI creó la vicaría apostólica de Corea. En 1884 los católicos recibieron la libertad de culto, después de que, en 1875, tras años de dura persecución, se permitió el regreso de los misioneros al país. Un ulterior período de persecución tuvo lugar entre 1973 y 1979.

Corea del Sur cuenta hoy con 8.551 religiosas y 12.243 catequistas laicos. Los sacerdotes diocesanos son 2.927 sacerdotes, y los religiosos 1.170. En total tiene 1.715 seminaristas mayores. En estos momentos tiene 420 misioneros al extranjero.