Corea: La visita del Papa 'fuente de esperanza y fuerza para los jóvenes de Asia'

Monseñor Lazzaro You Heung-sik acoge en la diócesis de Daejeon la sexta Jornada Asiática de la Juventud que se celebra en agosto y contará con la presencia del papa Francisco

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 671 hits

Monseñor Lazzaro You Heung-sik ha enviado una carta a los fieles y al clero diocesano de Daejeon (Corea del Sur) e invita a los católicos a tomar como referencia la visita del Papa para "ir más allá de una fe infantil, siempre con la intención de pedir algo para nosotros. Esforcémonos en convertirnos adultos en la fe, a través de la acción de gracias y el compartir".  El Vaticano confirmó ayer el viaje que el Santo Padre realizará a Corea del Sur del 14 al 18 de agosto con ocasión de la Jornada Asiática del Juventud. Además durante su estancia en el país, Francisco presidirá la beatificación de 124 mártires coreanos.

La visita del Papa a Corea, junto al nombramiento del nuevo cardenal, arzobispo de Seúl, Andrea Yeom Soo-jung, "es una fuente de esperanza y fuerza para los jóvenes de Asia" y una ocasión "para un decidido cambio de dirección que haga crecer al pueblo y a la Iglesia coreana a menudo agobiados por el materialismo y desgarrados por la división entre Norte y Sur", afirma el prelado en la carta a los fieles de Daejeon. El obispo pide a los fieles que "todos nosotros, con un solo corazón, le demos desde ahora la bienvenida, con gozo inefable y gratitud".

En la diócesis de Daejeon, del 13 al 17 de agosto están previstas las celebraciones de la 6ª Jornada Asiática de la Juventud que lleva por tema "¡Jóvenes, alzaos! La gloria de los mártires resplandece sobre vosotros", así como la 3ª Jornada Coreana de la Juventud. Por ello, el obispo indica que "estos eventos tendrán realmente un sentido particular porque creo de verdad que los jóvenes de Asia, participando en la Jornada de la Juventud en nuestra diócesis tan rica del espíritu de los mártires, podrán recibir ese mismo espíritu, para luchar con una auténtica vida de fe contra cualquier mundanidad y egoísmo, y para renacer de nuevo como valientes anunciadores del Evangelio". 

Por otro lado, el obispo dice en su carta que "el Espíritu Santo, con la elección del papa Francisco, está mostrando a la Iglesia un nuevo camino para recorrer. Al mismo tiempo está mostrando a toda la humanidad una nueva orientación con la que vivir". Y añade que el Papa "que precede las ovejas perdidas de hoy sobre el camino de la plena gloria que viene del Evangelio, constituye para nosotros un nuevo 'Pentecostés', una auténtica 'brújula del Espíritu'". Del mismo modo expresa su deseo de que estas celebraciones que tendrán lugar en su diócesis en agosto, "puedan ser recordadas como una auténtica 'nueva epifanía del Señor' que habrá hecho resplandecer el amor de Dios delante a todo el mundo".

El prelado pide que "mientras damos gracias al Señor que nos ha enviado un pastor bueno en la persona del papa Francisco, no nos detengamos solo en el evento de un día, sino que continuemos a compartir siempre nuestras capacidades, nuestra oración y nuestra vida". Y agrega que "vayamos más allá de una fe infantil, siempre con la intención de pedir algo para nosotros. Esforcémonos en convertirnos adultos en la fe, a través de la acción de gracias y el compartir".

A continuación, el prelado pide de forma especial a todas las familias de la diócesis ser generosas con los jóvenes asiáticos y los jóvenes coreanos que acudan y "hacerles experimentar el tierno amor de Dios. Ayudadles con vuestro amor evangélico, a experimentar lo bello que es profesar la misma fe en el Señor".

Finalmente, monseñor Lazzaro You Heung-sik pide que "como buenos descendiente de mártires, comprometidos en vivir una vida en la que la fe y acción son una sola cosa, recemos por el Papa y por los jóvenes". Rezamos, ha especificado, y "buscamos juntos los remedios a ese sufrimiento inscrito en el mundo, un mundo en el cual los jóvenes se fatigan para expresar totalmente los propios sueños y esperanzas".