Corea: Obispos y sacerdotes dan parte de su sueldo a los desempleados

| 241 hits

SEÚL, 6 abr 2001 (ZENIT.org-FIDES).- Los obispos y el clero de la diócesis de Inchon han decidido apoyar económicamente con dinero de sus bolsillos la educación de los muchachos hijos de los desempleados de la industria automovilista de Corea del Sur.



Durante al menos un año, monseñor William McNaughton, obispo de Inchon, monseñor Boniface Choi ki-san, su coadjutor, y numerosos sacerdotes diocesanos destinarán la décima parte de su sueldo mensual a un fondo creado para los hijos de obreros despedidos por la Daewoo Motor.

«Hasta el 31 de marzo, 60 sacerdotes ya han adherido al proyecto», ha revelado a la agencia misionera de la Santa Sede, Fides, el padre Cho Tong-ho, director del Departamento de Pastoral Social, que ha lanzado la iniciativa.

Al tener noticia de la iniciativa, otras parroquias y diócesis católicas de Corea del Sur han comenzado a hacer lo mismo. El dinero será administrado por la Comisión pastoral para el trabajo de la ciudad de Bupyeong y se destinará en particular a la ayuda de estudiantes de escuelas medias que pertenecen a las familias de los ex trabajadores de la Daewoo Motor. Todos los desempleados, sin distinción de pertenencia religiosa, podrán presentar una petición para recibir el subsidio.

El padre Cho Tong-ho explica a Fides: «Es una buena ocasión para recordar a los sacerdotes que son los primeros que tienen que preocuparse por quien está en una situación de necesidad».