Costa Rica: la Iglesia católica advierte contra la FIV

Pone en marcha una campaña de oposición a través de los medios

| 1691 hits

SAN JOSÉ, domingo 26 de junio de 2011 (ZENIT.org - El Observador).- Este fin de semana, la Iglesia católica de Costa Rica intensificó una campaña para denunciar y oponerse a la fecundación in vitro que está pugnando por hacerse legal en ese país centroamericano.

A través de diversos medios como la radio y los periódicos propiedad de la Iglesia, se ha estado insistiendo en que la fecundación in vitro representa un homicidio y que debe seguir siendo prohibida en Costa Rica. 

También en pláticas dadas por especialistas a maestros y alumnos de escuelas se insiste --por parte de la Iglesia-- que la reproducción asistida es un método que elimina y decide sobre la vida de otros seres humanos que o son destruidos o son congelados durante el proceso de fecundación.

Un anuncio en la radio de Costa Rica, patrocinado por la Iglesia, hace decir a una voz de niña: "Hola, soy Sofi, la tercera de tres hermanitos, y aunque mis papitos me amen con todo su corazón, sé que para venir al mundo mis otros siete hermanitos murieron en un laboratorio".

Luego, la voz de un locutor concluye: "¿Quién tiene decho a decidir sobre la vida de los otros? La fecundación in vitro atenta contra la vida".

Jason Granados, director de Radio Fides, una de las radios que desde hace un par de semanas se escuchan en todo el territorio de Costa Rica, explicó que los anuncios fueron producidos por esa estación y avalados por la arquidiócesis de San José.

Granados comentó que la campaña fue planteada a “a raíz del proyecto de ley sobre fecundación in vitro que hay en la Asamblea Legislativa, y por la presión que está haciendo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se apruebe”.

Ésta última ha dado de plazo hasta el 31 de julio próximo para que la iniciativa sea aprobada en el Congreso costarricense

El tema ya fue motivo de controversia en el Congreso, donde el 15 de junio un proyecto para regular la fecundación in vitro fue rechazado por mínimo margen (26 votos en contra, 25 a favor).