Crece la Iglesia católica sobre todo en África

Según el Anuario Estadístico de la Iglesia, publicado recientemente

| 1232 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 28 mayo 2008 (ZENIT.org) La presencia de la Iglesia católica crece en África por encima de la media mundial, tanto en número de bautizados (22%) como en número de sacerdotes (23,24%).

Es uno de los datos que se desprende del Annuarium Statisticum Ecclesiae, cuyo contenido se está dando a conocer estos días, según informó L'Osservatore Romano el 18 de mayo.

El Anuario, preparado por la Oficina Central de Estadística de la Santa Sede y editado por la Libreria Editrice Vaticana, ofrece datos estadísticos y gráficos que muestran los principales indicadores sobre la acción de la Iglesia en los cinco continentes en el periodo 2000-2006.

Entre estos indicadores, se refiere especialmente a la distribución geográfica de los fieles, a la evolución de la oferta de los servicios pastorales, y a la concentración de las diversas categorías de operadores pastorales sobre cada territorio.

Según los datos, el número de católicos a nivel mundial creció en los últimos siete años en un 8,24 %, a un ritmo casi paralelo al crecimiento global de la población (8,19%). En total, la cifra global de bautizados ha pasado de 1.045 millones en el año 2000 a 1.131 millones en 2006, el 17,3% de la población mundial.

Sin embargo, este crecimiento es diferente por continentes: así, en África, el crecimiento del número de bautizados (de 130 millones en el año 2000 a 158,3 en 2006) es superior al crecimiento poblacional, con lo que el porcentaje de católicos de origen africano ha pasado a constituir el 14% del global de bautizados.

En Asia, el porcentaje se mantiene estable, mientras que en Europa, el crecimiento del número de bautizados es inferior al 1%. Sin embargo, este porcentaje, al ser mayor que el de crecimiento global de la población, significa una leve mejoría respecto a años anteriores. En América y Oceanía (con un crecimiento del 8,4 % y 7,6 % respectivamente), los católicos crecen por debajo del número de habitantes. Con todo, los católicos americanos siguen suponiendo casi la mitad de los católicos de todo el mundo.

Más sacerdotes

Respecto a los operadores pastorales, el número de obispos del mundo crece en un 7,86%, especialmente en el caso de los prelados procedentes de Asia (14,83%) seguida de América (9,09%), África y Oceanía (alrededor del 6%) y Europa (4,41%). Sin embargo, los continentes que siguen aportando el mayor número de obispos siguen siendo Europa y América, que juntas suponen el 70%.

Respecto al número de sacerdotes, tanto diocesanos como religiosos, crecen un 0,51% en el mundo, pasando de 405.178 a 407.262 en 2006. Sin embargo, la media no refleja la enorme disparidad entre continentes, ya que África crece un 23,24% y Asia un 17,71%, mientras que América se mantiene y Europa y Oceanía disminuyen un 5,75% y un 4,37% respectivamente.

En Europa, la población sacerdotal disminuye (si antes los sacerdotes europeos representaban el 51% del total mundial, actualmente se hayan tres puntos por debajo de esta cifra). El número global de fieles por sacerdote se sitúa en los 2.800 (dato en aumento respecto al año 2.000) aunque donde más aumenta el número de fieles por sacerdote es en Europa. En África, aunque la situación mejora, la proporción sigue siendo elevada (4.729 fieles por sacerdote).

De entre los dos grupos de sacerdotes, diocesanos y religiosos, crecen globalmente los primeros (un 2%) mientras los segundos disminuyen (un 2,31%).

Los religiosos que no han sido ordenados sacerdotes aumentan, aunque con notables diferencias: mientras disminuyen en Europa (-16,83%) y en Oceanía (-16,83%) aumentan enormemente en Asia (30,63%) y en África (8,13%). Europa sigue teniendo relativamente más religiosos (34,62%), aunque en clara disminución.

Respecto a las religiosas, aunque su número sigue siendo el doble que de sacerdotes y 14 veces mayor que los religiosos, la tendencia es a disminuir. A nivel global, las mujeres religiosas han pasado de 800.000 a 750.000 en siete años, aunque aumentan en África (15,45%) y Asia (12,78%).

Por último, aumentan en términos globales los candidatos al sacerdocio, cerca del 4,43% a nivel mundial, aunque con grandes diferencias: mientras en Europa disminuyen casi un 16%, Asia y África aumentan.

Por otra parte, las estructuras eclesiales crecen especialmente en aquellos lugares con un crecimiento más dinámico: en Asia han aumentado un 4,86 % y en África un 3,84%, mientras en Europa el crecimiento es prácticamente inexistente. Con todo, según los datos del anuario, sigue habiendo una gran diferencia entre los continentes según el número de bautizados por circunscripción, así en América hay una por cada 528.000 fieles, mientras que en Europa hay una por cada 381.000, y en África una por cada 381.000; en Asia, una por cada 177.000 y en Oceanía una por cada 112.000.

El número de centros pastorales también crece, de 409.000 en el año 2000 a 428.000 en el año 2006, pero con grandes divergencias: en Europa y Oceanía disminuye (el 2 y el 5% respectivamente), mientras crece espectacularmente en Asia (28,49%) y menos en América (4,79%) y en África (3,2%)

Por Inmaculada Álvarez