Cristianos en Pakistán: «Seguimos creyendo en la paz y reconciliación»

Monseñor Francis, obispo de la diócesis testigo la masacre

| 353 hits

NUEVA DELHI, 30 oct 2001 (ZENIT.org-Avvenire).- Apenas conocida la noticia de la masacre en la iglesia de Bahawalpur (Pakistán), que arrojaría un balance provisional de 18 muertos, el obispo de la diócesis de Multan, Andrew Francis, se trasladó inmediatamente a la ciudad paquistaní que forma parte de su diócesis.



--¿Puede describirnos que es lo que sucedió el domingo?

--Monseñor Andrew Francis: Mi corazón está destrozado, me siento muy afligido. El altar está acribillado por los orificios de las balas. Hay sangre por todas partes. Los asesinos han acribillado a los fieles con una lluvia de proyectiles y la mayor parte de los cadáveres tienen en el cuerpo entre seis y ocho balas.

Ha sido asesinado también el pastor protestante que celebraba la función. Esto es sin duda un acto de terrorismo. Han sido quince los fieles masacrados dentro de la iglesia: estaban cantando el himno final cuando los terroristas empezaron a disparar a ráfagas. Antes de entrar en la iglesia habían ya asesinado al guardia que estaba delante de la puerta.

--¿Los fieles protestantes usan regularmente la iglesia católica para sus funciones?

--Monseñor Andrew Francis: Dado que la Iglesia protestante de Pakistán no tiene una estructura propia en esta zona, yo había concedido el uso de nuestra iglesia, como acto de buena voluntad entre cristianos. Pero no cambia nada el hecho de que las víctimas no fueran católicas: el objetivo eran personas de fe cristiana.

--¿Qué piensa de las víctimas?

--Monseñor Andrew Francis: Son mártires: han muerto testimoniando su propia fe en la iglesia durante la función. Es un hecho trágico pero estamos tratando de darnos valor y de aceptar lo sucedido con dignidad.

--¿Piensa que es necesario organizar --como cristianos-- manifestaciones de protesta contra la masacre?

--Monseñor Andrew Francis: No. Nosotros no trataremos de explotar el martirio de estos fieles para dar publicidad a la Iglesia y al cristianismo. Los enterramos con dignidad. Soy más partidario de trabajar por la paz y la reconciliación porque tenemos que seguir viviendo en un país en el que casi el 95% de la población es de religión musulmana, más de 135 millones de personas. Mi deseo y mi oración más ardiente son por un futuro de paz. Soy el presidente de la Comisión entre cristianos y musulmanes del Consejo de los obispos católicos en Pakistán y pertenezco al Consejo Pontificio para el diálogo. Estamos en contacto las 24 horas del día con el clero no cristiano y con los líderes de otras religiones con el fin de crear un profundo sentido de tolerancia, de armonía y de unidad social.

--¿Piensa que la masacre se relaciona con los bombardeos sobre Afganistán?

--Monseñor Andrew Francis: Tengo la impresión --y por lo que he sabido de otras fuentes creo que se pueda hablar de certeza-- de que se trata de la acción de un grupo que apoya a los talibán.

--¿Teme que la continuación de los bombardeos en Afganistán pueda crear ulteriores situaciones de riesgo para los cristianos?

--Monseñor Andrew Francis: No quiero hacer consideraciones políticas. De hecho, si sucede algo en el mundo, somos nosotros el chivo expiatorio. Es siempre la minoría cristiana --una minoría religiosa-- la que acaba sufriendo de modo terrible. Esta es la lección de la historia. Estos terroristas no tienen un Dios, una religión, una conciencia.

--¿Piensa que los intentos de trabajar por la paz han fracasado?

--Monseñor Andrew Francis: Absolutamente no, aunque los terroristas tienen el poder de arruinarlo todo. Nosotros seguiremos recorriendo el camino de la paz y de la reconciliación. Perdonamos a quienes han cometido este acto y rezaremos por ellos. Y dejaremos abiertas las puertas de nuestra Iglesia a la paz y a la reconciliación.