Cuanto más hostigue a los cristianos, más resistencia encontrará

Unos 33.000 ciudadanos exigen al rector de la Complutense el fin del acoso a la libertad religiosa

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 1217 hits

En apenas cinco días, José Carrillo, rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), España, recibió casi 33.000 mensajes mensajes pidiendo que “respete el derecho fundamental a la libertad religiosa”, y “deje de acosar a los católicos con decisiones intolerantes, cumpla el acuerdo con el Arzobispado de Madrid, y desista del cierre de los oratorios que han servido a la comunidad de la Universidad Complutense a lo largo de su historia”.

En concreto, 32.919 ciudadanos (a las 13:00 horas de hoy) de la plataforma por la libertad religiosa MásLibres.org, apoyaron esta petición alojada en el portal HazteOir.org, con la intención de respaldar a los estudiantes y miembros de la comunidad universitaria ante este ataque a la libertad religiosa, en una institución que debe estar abierta a la diferencia de ideas y el intercambio cultural.

MásLibres.org espera que la reunión prevista para mañana “no quede en un mero intercambio de pareceres, sino que se salvaguarde el derecho a la libertad religiosa, de conciencia y de culto de los estudiantes, y de todo el personal de la Universidad Complutense de Madrid”.

Según expone Miguel Vidal, portavoz de la plataforma, “desde el Rectorado se ha intentado esparcir la idea de que no se pretende el cierre de las capillas, sino una simple revisión del acuerdo con el arzobispado. Pero a nadie se le escapa la beligerancia del enviado de Carrillo para esta reunión, el decano de Geografía e Historia”. No en vano este, Luis Enrique Otero Carvajal, trató de eliminar la capilla situada en esta facultad y ofrecer un espacio de apenas veinte metros cuadrados, escondido en un pequeño pasillo de la facultad.

La plataforma MásLibres por la libertad religiosa seguirá mostrando su apoyo a las acciones que surjan de los alumnos y personal de la UCM decididos a defender la libertad religiosa, de culto y de conciencia. “Cuanto más hostigue a los cristianos, más resistencia encontrará”, augura Vidal.