Cuba: las “Damas de Blanco” agradecen la mediación de la Iglesia

Podría haber liberación escalonada de disidentes encarcelados

| 1603 hits

LA HABANA, lunes 24 de mayo de 2010 (ZENIT.org - El Observador).- "Las Damas de Blanco" expresaron ayer domingo su esperanza en la excarcelación "escalonada" de opositores presos al tiempo que agradecieron a la Iglesia Católica su mediación con el gobierno de Raúl Castro, para obtener la libertad de sus familiares.

"Seguimos teniendo muchas esperanzas, las conversaciones van avanzando(...) tenemos mucha fe de que habrá noticias buenas pronto", dijo Laura Pollán, portavoz del grupo de familiares de opositores presos desde 2003, al término de la habitual caminata dominical que "Las Damas de Blanco" realizan por el distrito de Miramar. Este domingo participaron unas 40 mujeres.

Pollán, esposa del preso Héctor Maseda, que cumple una sentencia a 20 años de prisión, informó que el sábado sostuvieron "una reunión muy buena de tres horas" con el arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega y Alamino, y el obispo auxiliar de La Habana, monseñor Juan de Dios Hernández.

"Nos dijeron que próximamente habría sorpresas. Se está tratando (con el gobierno) el tema de los presos, del acercamiento (a prisiones en las provincias de residencia) y el tema de (Guillermo) Fariñas”, el periodista independiente en huelga de hambre desde hace tres meses.

El propio Fariñas informó que las autoridades cubanas comenzarán este lunes a trasladar a cárceles en sus provincias de origen a los opositores presos y hospitalizará a los enfermos tras el inédito diálogo mantenido entre el presidente Castro y el cardenal Ortega.

Ambos mantuvieron el miércoles pasado una conversación de más de cinco horas en la que el líder eclesiástico abogó por la liberación de los presos políticos y de conciencia, unos 200, según organizaciones defensoras de derechos humanos.

En declaraciones vía telefónica con la agencia mexicana de noticias Notimex, Fariñas aseguró que el obispo auxiliar de La Habana, monseñor Hernández, le comunicó la decisión gubernamental en una visita al hospital en el que se encuentra internado en Santa Clara, en el centro del país.

Pollán recordó que Fariñas está pidiendo la excarcelación de 26 presos enfermos "y de 18 que estaban lejos de sus provincias de residencia ya conocimos que a uno lo trasladaron para la provincia de Guantánamo, es decir quedan 17 fuera de su lugar de residencia".

Tras afirmar que la jerarquía católica le expresó la víspera que "esta es una escalera, no podemos subir de un salto todos los escalones, iremos paso a paso", Pollán dijo desconocer la fecha exacta de las medidas que, según Fariñas, adoptarían las autoridades con los reclusos.

"Estas gestiones serán de forma escalonada, no podemos pensar como hay algunas personas que tienen la esperanza de que van a abrir inmediatamente las rejas y van a salir todos simultáneamente, no", manifestó.

Pollán y otras opositoras conversaron con la prensa al concluir este día su habitual caminata tras asistir a misa en la Iglesia de Santa Rita, y tras recorrer un kilómetros con gladiolas en las manos gritaron "Libertad, libertad”.

Reveló que "Las Damas de Blanco” han pedido por intermedio de la Iglesia reuniones con las autoridades pero no sabemos si lo van a conceder" y opinó que si analizábamos esto como una negociación debíamos estar presente ambas partes y la Iglesia como mediadora".

"Pero parece que no va a ser así. Parece que ellos conversan con la Iglesia, la Iglesia nos transmite, y nosotras conversamos con la Iglesia en lo que estamos de acuerdo, en lo que seguimos pidiendo".

"Las Damas de Blanco" sostuvieron una primera reunión con la cúpula católica el 1 de mayo, en la que participó el Cardenal; otra el día 15 con los monseñores Ramón Suárez Polcari y José Félix Pérez, y la de la víspera en que volvió a asistir el cardenal Ortega y Alamino.