Cuba, un año después de la visita de Benedicto XVI

Entrevista al embajador cubano ante la Santa Sede, Eduardo Delgado Bermúdez

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 761 hits

Durante el período del reciente cónclave se cumplió un año de la visita apostólica de Benedicto XVI a Cuba, entre el 26 y el 28 de marzo de 2012, como parte del segundo viaje apostólico a América Latina. Por ello Zenit entrevistó al embajador cubano ante la Santa Sede, Eduardo Delgado Bermúdez, que nos hizo la fotografía sobre como él ve la actual situación en Cuba.

La reforma migratoria que abre las puertas a los cubanos que quieran entrar o salir de la isla es un paso importante de apertura de Cuba al mundo. Quedan entretanto diversas dificultades, entre ellas la falta de libertad de expresión, tal como la entendemos en nuestros países. Nos pareció importante, aunque se pueda no condividir muchas cosas, presentar a nuestro público la presente entrevista, en la que el embajador ante la Santa Sede explica cuál es el planteo actual de los dirigentes del régimen cubano.

Benedicto XVI visitó Cuba ¿Qué ha quedado a menos de un año de distancia?

--Embajador Bermúdez: Se le recibió con gran respeto, cariño, una visita formidable para los católicos y todo el pueblo, que dejó un recuerdo particularmente bueno, fue una visita pastoral que contribuyó al bienestar de nuestro pueblo. Se había inaugurado el seminario de San Carlos y San Ambrosio, se han devuelto propiedades a la Iglesia que por diversas razones habían pasado a otros usos y el Viernes Santo ha sido declarado feriado.

Juan Pablo II pidió que Cuba se abra al mundo y que el mundo se abra a Cuba...

--Embajador Bermúdez: El mundo permanece igual, con América Latina hemos recuperado mucho las relaciones, pero el mundo nunca fue hostil a Cuba, baste ver la resolución en la ONU contra el bloqueo, cada año hay alrededor de 187 votos a favor y sólo dos o tres votos en contra (EE.UU. e Israel) y muy pocas abstenciones. Estados Unidos no ha cambiado sustancialmente su política, y el bloqueo económico ha sido recrudecido, solamente ha flexibilizado un poco los viajes y las remesas de los cubanos que viven en ese país. Anualmente van a Cuba unos 200.000 cubanos americanos

¿La reforma migratoria que se ha realizado este año es una apertura al mundo?

--Embajador Bermúdez: Desde enero de este año fueron suspendidas las limitaciones que existían. Antes en Cuba había limitaciones para la entrega de pasaporte, se solicitaba por ejemplo una carta de invitación. También fueron eliminados o flexibilizados los impedimentos para personas de determinadas profesiones técnicas, sensibles para la seguridad del país. La paradoja es que cuando un cubano va a la embajada de EE.UU. y no le dan la visa, la Ley de Ajuste cubano y en general la política migratoria hacia Cuba favorecen la inmigración ilegal, pues si se trasladan ilegalmente en una lancha y logran llegar al territorio de los EE.UU, son admitidos como refugiados políticos y reciben beneficios que no se otorgan a ningún otro inmigrante.

¿Y los cubanos en Miami que quieren visitar Cuba?

Los cubanos americanos están sujetos a las limitaciones que establece el gobierno de los EE.UU. para sus viajes a Cuba, que incluyen justitificar los motivos del viaje, límite del dinero a gastar y del dinero a remesar a a sus familiares. Si los estadounidenses quieren visitar a Cuba deben pedir una autorización al Departamento correspondiente de los Estados Unidos, ya que los viajes a Cuba están expresamente prohibidos para ellos y deben demostrar que es por motivos humanitarios o universitarios, y aún así, si reciben la autorización, está limitado el dinero que pueden gastar. Muchos logran hacerlo triángulando a través de otros países en los que recibirán una visa que no se imprime en el pasaporte.

¿Y los exiliados cubanos en Miami?

No confundamos exiliados con inmigrantes. Si un mexicano entra en territorio de Estados Unidos ilegalmente lo arrestan y devuelven, si un cubano llega a pisar territorio estadounidense pasa a ser un exiliado y recibe todo tipo de facilitaciones. Desde ese punto de vista, un emigrante cubano generalmente es considerado un refugiado político, cuando en realidad sus motivaciones son económicas o de reunificación familiar, como en cualquie caso de otro país que no recibe ese trato discriminatorio.

¿Los sueldos en Cuba son bajos, es por esto que la gente se quiere ir?

--Embajador Bermúdez: Los sueldos están de acuerdo con el costo de la vida, que es bajo y hay subsidios que lo equilibran. La educación a todos los niveles y la salud son gratuitas. Sobre las restricciones a la venta de productos importados estamos trabajando, porque hay dos tipos de monedas y hay que garantizar los ingresos que provienen del turismo. Se han dado pasos importantes en liberalizar las ventas a la población de productos que antes estaban limitados en su oferta.

¿Si el bloqueo no hubiera existido, las cosas hoy serían diversas?

--Embajador Bermúdez: Creo que sí. Washington con una política menos hostil habría permitido más desarrollo en Cuba y una relación normal, e incluso eso hubiera beneficiado económicamente a ellos.

Me habla de una política hostil

--Embajador Bermúdez: En nuestra historia reciente tuvimos agresiones por parte de Estados Unidos, como la invasión de la Bahía de Cochinos, en la que devolvimos los prisioneros a cambio de indemnización. Hemos sufrido incursiones, sabotajes. Más de 3.400 muertos por actos de terrorismo además de los lesionados, contra tiendas, escuelas, círculos infantiles, embajadas como la de Cuba en Portugal, el consulado en Montreal, la Misión en Nueva York con libros explosivos, etc. También contra centros turisticos en Cuba que en un caso provocó la muerte de un turista italiano, Fabio di Celmo. Además de la bomba en un avión civil en 1976, un vuelo comercial de Cubana de Aviación con 73 pasajeros. Cuba no rompió relaciones diplomáticas con EE.UU, lo hizo Washington en 1961, tres meses antes de lanzar la invasión de Bahía de Cochinos.

Esto se sitúa más en la Guerra Fría, pero hoy hay quienes protestan porque hay presos políticos

--Embajador Bermúdez: Sobre el tema recuerdo que los enemigos de la revolución quieren cambiar el régimen con un sistema alternativo: del sabotaje se pasó a una acción desestabilizadora pacífica, especialmente a través de algunas ONGs que trabajan para la supuesta promoción de los derechos humanos, pero en realidad trabajan para el derrocamiento del gobierno cubano. Hay un financiamiento millonario de EE.UU, que figura en el presupuesto de Washington y llega a Cuba a quienes hacen esta actividad. Estos pasan a vivir con una subvención de unos 200 a 500 dólares mensuales y en Cuba viven como millonarios, pues allí un salario es de 400 o 500 pesos.

¿O sea que esas personas fueron apresadas porque pasaron a ser agentes de un país extranjero?

-- Embajador Bermúdez: Tenemos una ley que es igual a la de EE.UU. sobre los agentes extranjeros no declarados ante la ley. Allá se pagan miles de dólares de multa y diez años de cárcel como mínimo y hay presos, como el famoso caso de los cinco cubanos prisioneros injustamente. Una ley sobre agentes extranjeros no declarados se ha aplicado en Cuba y se ha detenido a quienes recibían dinero y realizaban actos ilegales.

¿Qué tipo de pruebas?

-- Embajador Bermúdez: Grabaciones, documentos que incluyen los recibos del dinero, filmaciones y también con infiltración de agentes cubanos. No puede decirse que fue injusto, no hay ni una foto ni una prueba que demuestre que en Cuba se aplica la tortura o la desaparición de detenidos. Todos reciben un trato de acuerdo con la ley y tienen derecho a la defensa.

Estuvo la mediación de la Iglesia para la liberación de presos, ¿verdad?

--Embajador Bermúdez: el gobierno cubano había decidido poner en libertad a los presos que ya habían cumplido la mayor parte de su condena o tenían problemas de salud. Pero en el 2010 puso en manos de la Iglesia el proceso de liberación, dándoles la opción de quedarse en el país o salir. EE.UU. se negó a recibirlos y un tercer país, España, aceptó. Después casi todos se fueron a EE.UU. en donde reciben subsidios por el hecho de haber sido presos en Cuba. Yo fui exiliado en la época de Batista, y se lo que es pasar necesidad cuando uno es un verdadero perseguido político y lucha con sus propios recursos y solo con el apoyo del pueblo.

Entretanto los parientes protestan

-- Embajador Bermúdez: Se puede entender cuando ellos estaban presos y sus parientes protestaban. Pero hoy no están presos. Tampoco es verdad que parientes que manifestaban hayan sido golpeados.

La libertad de expresión entretanto no ve una pluralidad de periódicos con opiniones diversas

--Embajador Bermúdez: El Gobierno considera que la información es un tema sensible y que los medios puedan ser usados por enemigos del país, los cuales claramente existen. Entretanto hay más de 2.000 ONG registradas legalmente, publicaciones independientes católicas, centros de estudios universitarios etc. Hay quienes escriben en internet, entran y salen de Cuba, que dicen verdades o mentiras fabricadas, pero que nadie entra a contradecirlos. Publicaciones contrarrevolucionarias que promueven subvertir el orden del país no son permitidas, como es lógico.

¿Cuál es el futuro de Cuba?

--Embajador Bermúdez: El futuro de Cuba no es más complicado que el de otros países. Los retos de la crisis económica, las desigualdades en las relaciones económicas y políticas internacionales, las afectaciones al medio ambiente y otros muchos problemas son comunes a todos los países. Además sufrimos el bloqueo económico de los EE.UU. Está claro que en algunos años nuestra generación, la que hizo la revolución, habrá muerto y tendrá que haber cambios, pero nunca un retroceso a lo que fue antes de la revolución. ¿Se perfeccionará el socialismo? Yo creo que sí, pero no se puede asegurar en qué forma. Nadie podía prever hace pocos años los cambios que se registraron en el mundo en materia tecnológica o social.

La revolución cubana se hizo en Cuba por los cubanos, no fue importada de los soviéticos ni de ningún otro país. Las ideas políticas y sociales se perfeccionan y eso es lo que estamos haciendo actualmente. El que cree que las ideas y los modelos son inmutables está al margen de la historia.

Sobre la realidad en Cuba ver también otro artículos publicados por ZENIT:

http://www.zenit.org/es/articles/cuba-otro-sincretismo-y-su-dilema-una-oportunidad-real

http://www.zenit.org/es/articles/la-union-europea-entrego-el-premio-sajarov-a-las-damas-de-blanco

http://www.zenit.org/es/articles/gloria-estefan-cada-vez-que-caridad-del-cobre-se-pone-en-la-radio-es-como-una-oracion

http://www.zenit.org/es/articles/viernes-santo-dia-festivo-en-cuba-fruto-de-la-visita-de-benedicto-xvi

http://www.zenit.org/es/articles/cuba-el-cardenal-jaime-ortega-bendijo-el-cristo-de-la-habana

http://www.zenit.org/es/articles/cuba-esta-es-nuestra-fe

http://www.zenit.org/es/articles/cuba-la-iglesia-es-la-unica-institucion-neutral-en-politica

http://www.zenit.org/es/articles/cuba-con-la-ausencia-de-lo-sagrado-el-silencio-hablaba-de-dios