Cuba vive una primavera de la fe, afirma el cardenal Ortega

Al recibir a la Virgen de la Caridad del Cobre

| 1644 hits

LA HABANA, lunes 5 de septiembre de 2011 (ZENIT.org).- “Muchas cosas están cambiando y vivimos una primavera de la fe”, afirmó el arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, este domingo en el pueblo de Madruga, a 65 kilómetros de la capital cubana.

El purpurado presidió allí la ceremonia de acogida a la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, que está peregrinando por toda la isla para preparar los 400 años de su hallazgo.

Entre las aclamaciones y cantos de miles de fieles, la Virgen, en una urna de cristal, entró en este pueblo de campesinos sobre el techo de un camión, escoltada por motos de la policía que hacían sonar sus bocinas. Muchos llevaban flores, pancartas y banderitas.

“Esta peregrinación tiene un gran significado –destacó el cardenal-: ser un momento de diálogo y reconciliación”.

El viaje de la pequeña estatua de la Virgen por las ciudades cubanas representa verdaderamente un acontecimiento histórico.

La única otra peregrinación que ha realizado tuvo lugar en 1952 (siete años antes de la llegada al poder de Fidel Castro), con motivo del cincuentenario de la República.

Después de la procesión, se celebró una misa. En la homilía, el cardenal Ortega, que recordó la histórica visita de Juan Pablo II a Cuba en 1998, pidió a los fieles “rezar por la patria, por todos los cubanos, fuera y dentro del país, y sobre todo por la paz social y el progreso”.

“En este momento de nuestra historia nacional, necesitamos muchos cambios y muchas cosas ya están cambiando”, dijo.

“El pueblo cubano se acerca cada vez más a la Iglesia católica. Hoy pertenecen al pasado los tiempos de las curiosas simulaciones, de los temores y de las disimulaciones (··) aunque muchos burócratas de oficina no se den cuenta y no comprendan que ya no es momento de desencuentros”, continuó.

Para el cardenal Ortega, el diálogo emprendido en 2010 con el presidente Raúl Castro, que permitió la excarcelación de unos 130 presos políticos, forma “parte del ambiente nuevo de cambio que hay en Cuba”.

La gran peregrinación nacional de la Virgen ha recorrido 25.000 kilómetros desde su inicio, el 8 de agosto del año 2010 en Santiago de Cuba, y concluirá el próximo 30 de diciembre en La Habana. Después, la Virgen volverá a su santuario del poblado de El Cobre.

En 2012, se celebrará el jubileo mariano con motivo de los 400 años del descubrimiento de la pequeña estatua de la llamada “Virgen de Mambisa” tan venerada en la actualidad.

En declaraciones a la prensa, el cardenal Ortega no descartó una visita del Papa Benedicto XVI a Cuba. Reveló que la Iglesia le ha invitado y él “no ha respondido que no” e incluso “ha dicho que tiene deseos de venir”.