Cumbre agustina: “Europa necesita laicos que celebren la Palabra”

Dijo el obispo de Logroño Juan José Omella

| 1631 hits

SAN MILLÁN DE LA COGOLLA, miércoles, 26 noviembre 2008 (ZENIT.org).- El obispo de Logroño y Calahorra-La Calzada, España, Juan José Omella, primer conferenciante en el encuentro de obispos agustinos recoletos que se celebra en San Millán de la Cogolla, dentro de su diócesis, dijo que "Europa tiene mucho que aprender de las comunidades cristianas de América".

A este encuentro asisten catorce de los veinte obispos de esta centenaria orden religiosa.

Con el título "El obispo servidor de la Palabra y de la Iglesia", Omella fue el primero de una serie de conferencias y mesas de trabajo --informa a ZENIT Santiago Riesco Pérez, del Gabinete de Prensa de la Orden--. Junto al obispo, en la mesa presidencial, el decano de los obispos asistentes, Agustín Ganuza, emérito de Bocas del Toro, Panamá, resumía la ponencia de monseñor Omella con una espontánea sentencia: "Ha sabido resumir; se nota que ha sido profesor".

El obispo de Logroño expuso de un modo claro y conciso la tarea del obispo con respecto a la Palabra de Dios sirviéndose, en el Año Paulino, de la segunda carta de San Pablo a Timoteo en la que se lee: "Aviva el carisma que está en ti". Continuó citando el Directorio de los Obispos donde se explica que los pastores han de ser "hombres de fe, discernimiento, esperanza, mansedumbre y comunión". Auténticos imitadores de Jesús que han venido a servir y no a ser servidos. San Agustín lo expresaba con su conocida sentencia: "Para vosotros soy obispo, con vosotros soy cristiano".

Omella, consciente de que los reunidos en San Millán son obispos misioneros,  mencionó sus experiencias en las misiones y puso el modelo de catequista laico como un ejemplo que hay que exportar al viejo continente: "Europa tiene necesidad de catequistas y de laicos que celebren la Palabra". Se mostró convencido de que el viejo continente tiene que aprender mucho de las jóvenes iglesias de los países de misión. Recordó la frase de San León Magno en la que se pide a los laicos que sean la vanguardia de la Iglesia: "Reconoce, cristiano, tu dignidad", y volvió a recordar a San Agustín cuando, en sus predicaciones, insistía: "Hemos sido hechos cristianos pero, mucha atención, hemos sido hechos Cristo".

Otra de las características que dijo imprescindibles para llegar a ser un buen obispo es la de la comunión, la de la unidad. "Hay que ser obispo de todos, para unir, no para dividir". Esto, insistió Omella, se consigue conociendo bien a toda la comunidad cristiana y escuchando, porque "sin escucha el diálogo se convierte en monólogo", sentenció parafraseando al cardenal Ratzinger, hoy Benedicto XVI.

Al final de la conferencia, se abrió el diálogo con el resto de hermanos en el episcopado y el decano de los agustinos recoletos apuntó que a todas las características que había enumerado Omella para ser un buen obispo había que añadir las de la alegría y la audacia.

El Monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla, comunidad autonómica de La Rioja, se ha convertido durante toda esta semana en la capital episcopal de la Orden de Agustinos Recoletos (OAR).

Entre el 24 y el 30 de noviembre, 14 obispos agustinos recoletos de todo el mundo se dan cita en este convento recoleto para participar en un Encuentro con el Consejo General de la Orden de Agustinos Recoletos.

Aunque el Día de la Recolección Agustiniana se celebra oficialmente el 5 de diciembre, aprovechando la presencia de los obispos y la llegada de los superiores de las ocho provincias eclesiásticas en que se divide la Orden (cuatro con sede en España y las otras cuatro con sedes en Filipinas, Colombia, Brasil y Estados Unidos), la fiesta de la Orden tendrá lugar el viernes 28 de noviembre.

La jornada comenzará con la conferencia del cardenal Re: "La responsabilidad de ser sucesores de los Apóstoles". Seguidamente el historiador y doctor en Historia de la Iglesia, José Javier Lizárraga, hablará sobre el "Primer Centenario del Capítulo General de San Millán" para cerrar la mañana con la misa presidida por el cardenal Giovanni Battista Re.

Los actos continuarán por la tarde con la presentación de la Familia Agustino Recoleta: monjas de clausura, religiosas de vida activa, fraternidad seglar, juventudes agustino recoletas y asociación de madres cristianas.  

Para más información: http://www.agustinosrecoletos.com/especiales/obispos/index.html