Cumbre interreligiosa por la paz entre Eritrea y Etiopía

Veinte líderes cristianos y musulmanes dialogaron en Nairobi, Kenia

| 877 hits

NAIROBI, 16 mayo 2001 (ZENIT.org).- Veinte dirigentes religiosos procedentes de Eritrea y Etiopía acaban de concluir un encuentro celebrado


en Nairobi (Kenia) con el fin de lograr la deseada paz entre los dos países africanos, enfrentados por un interminable conflicto de fronteras que absorbe las posibilidades de desarrollo de sus empobrecidas poblaciones.

La reunión es ya la sexta de una serie patrocinada por la organización humanitaria Ayuda Eclesial Noruega (NCA). Estos encuentros tienen como finalidad «preparar el terreno para que sus dos máximos líderes políticos accedan a sentarse ante una mesa de negociación y decidan dialogar amistosamente sobre el fin de las hostilidades y den inicio a la paz», declaró Abba Stefanos Tedla, presidente de la Comisión Interreligiosa de Emergencia, a la agencia CISA.

Stefanos añadió que los presidentes de Eritrea y Etiopía dieron un paso en junio de 2000 cuando firmaron un acuerdo en Argelia que abrió un proceso de paz.

«Los veinte líderes religiosos, diez de cada uno de los dos países, pertenecientes a las confesiones cristianas ortodoxa, católica y protestante, así como al Islam, se encontraron en Nairobi del 4 al 6 de mayo para debatir las acciones a emprender», dijo Abba Stefanos. «Volvimos a comprometernos a trabajar incansablemente por la reconciliación de los dos países y de nuestros hermanos y hermanas», comentó.

«Creemos con fuerza que, aunque la paz puede venir también por otros canales, sólo la religión toca la conciencia de la persona, la comunidad y la nación. Sólo a través de la religión la gente puede olvidar, perdonar y decidir afrontar juntos el futuro. El mandato de los dirigentes religiosos no es un mandato mundano sino divino», explicó.

Aunque no adelantó las conclusiones del encuentro, el líder religioso indicó que lo que piden los veinte dirigentes religiosos a la gente es «la solidaridad en la oración, de manera que nuestro empeño de reconciliación se logre». Las cinco reuniones anteriores tuvieron lugar en Noruega, Francfort (Alemania) y Nueva York (EE.UU.).