Cursillos de Cristiandad cumplió 10 años en diócesis uruguaya de Melo

El obispo Heriberto Bodeant participó del 16º Cursillo de Hombres

| 993 hits

MELO, Lunes 30 julio 2012 (ZENIT.org).- Con el tradicional canto "De Colores", al final de la Misa celebrada el pasado domingo 22 de julio en la parroquia Nuestra Señora del Carmen de esta ciudad, culminó el 16º Cursillo de Cristiandad para hombres de la Diócesis de Melo. Desde el jueves 19 a la noche, cuando salieron luego de la Misa celebrada en la misma parroquia, los 34 participantes convivieron en la Casa de Ejercicios, viviendo una experiencia única de encuentro con Cristo.

El Obispo de Melo, monseñor Heriberto Bodeant, que presidió la misa de clausura, participó en esta oportunidad en la totalidad del Cursillo, recibiendo también la cruz que llevan los integrantes del movimiento. Luego de los testimonios de quienes vivieron por primera vez esta experiencia, el Obispo dio el suyo y agradeció haber compartido el cursillo, expresando que el mismo significó un enriquecimiento en su vida de pastor y agradeciendo el bien que ha significado la presencia del movimiento en la Diócesis en estos diez años.
años.

Los 10 años en la Diócesis 

En mayo de 2001, con el apoyo del anterior obispo, monseñor Luis del Castillo, que en 1977 había hecho el Cursillo de Cristiandad en Argentina, se realizó una reunión en la ciudad de Treinta y Tres, de la que participó el presidente del Secretariado Nacional, Julio Osta, y el rector del Cursillo que se estaba programando para ese año en Minas. En la reunión se decidió que participaran de ese Cursillo para hombres un sacerdote y algunos laicos.

Luego de esa experiencia, en Octubre del mismo año se realizó otra reunión en Minas con el secretariado del Movimiento de Cursillos de Cristiandad y se determinó que en julio de 2002 se realizaría el primer cursillo de hombres de Melo. La poca participación de hombres en la misa era la inquietud del obispo del Castillo. Y en setiembre de 2002 se realizó el primer cursillo de mujeres, cuya rectora fue Mariel Montero.