Curso estivo de inmersión total de latín en Francia

Pretende desmitificar la dificultad de aprender esta lengua

| 655 hits

ROMA, domingo, 5 junio 2005 (ZENIT.org).- La Abadía de Saint-Michel de Frigolet (Francia) organiza para el mes de julio una semana de estudios de latín en la que no se hablará otra lengua que la de Cicerón, aunque sea para pedir un vaso de agua.



Se trata de las «Feriae XXIVae Latinae Ferigoletenses», que bajo el patrocinio de la Fundación Latinas de la Santa Sede quiere potenciar el latín entre las personas que ya lo conocen un poco y desean tener mayor destreza con la lengua.

El curso cuesta 30 euros o 12 euros para estudiantes y personas sin trabajo (alojamiento aparte) y empieza el 27 de julio. El principio es el mismo que el que se usa en las lenguas modernas: la inmersión para ofrecer buenos reflejos a la hora de escoger las palabras o las fórmulas gramaticales.

«El latín es una lengua antigua: el hecho de practicarla como una lengua moderna permite comprender mejor un texto antiguo», explican los organizadores.

El curso no pretende formar a personas que hablen como Cicerón o Julio Cesar, pero sí como lo hablarían éstos en la vida cotidiana.

Estas sesiones empezaron en Graz (Austria) en 1982 por el Padre Suitbert de Saint-Jean, ocd, y cuentan con el apoyo del ingeniero hoy fallecido M. Climent Desessard, autor del famoso método lingüístico «Assimil», así como de otras personas activas en los programas para mantener viva la lengua latina.

La semana está abierta a todos, aunque sus organizadores recuerdan que son cristianos y que el curso se realiza en una abadía en la que se celebrará la Eucaristía cada día en latín --excepto la homilía y las lecturas que serán en francés--, especificando que no se trata de una misa de rito tridentino.

Los cantos y excursiones que realizarán los participantes serán también comentadas en latín, así como las conversaciones informales entre clase y clase.

Más información –en francés o latín-en: feriae@frigolet.com