Debate: La comunicación en la Iglesia en tiempos de escándalo

La UCIP cerró su jubileo con una mesa redonda sobre medios y crisis

| 249 hits

ROMA, 8 diciembre 2002 (ZENIT.org).- La celebración de los 75 años de la Unión Católica Internacional de Periodistas (UCIP) concluyó este viernes con una mesa redonda en la Universidad Pontificia Gregoriana en la que se abordó el tema de la comunicación sobre la Iglesia en momentos de escándalo.



Los conferenciantes constataron la existencia de una campaña de los medios de comunicación contra la Iglesia y dieron pistas para reaccionar ante estos ataques.

El padre José Martínez de Toda, director del Centro Interdisciplinario para la Comunicación Social (CICS) de la Universidad Pontificia Gregoriana, aseguró que atacar a la Iglesia Católica «parece ser la nueva ocupación de los periodistas».

Los medios exageran los problemas con mentiras y calumnias, afirmó el padre Martínez de Toda en referencia a la cobertura ofrecida sobre los casos de pederastia. «Todo el mundo sabe que hay muchos más casos dentro de las familias que en la vida religiosa», constató.

El sacerdote jesuita apeló a una «mayor transparencia de la Iglesia, así como a la humildad, la respuesta ante los problemas y la defensa de la imagen pública y de la credibilidad».

Orazio Petrosillo, corresponsal desde el Vaticano del diario romano «Il Messaggero», explicó que «los medios han montado una campaña contra la Iglesia porque el tema de los abusos sexuales es mediático». Así, recalcó, «se pone en contraste la Iglesia católica moralista con la immoralidad intrínseca de los sacerdotes pederastas».

Para el periodista italiano, la Iglesia tiene que reaccionar con claridad, sin esconder nada, demostrando la voluntad de desarraigar el mal.

Petrosillo lamentó que en ocasiones la Iglesia no es eficaz en su labor comunicativa por tener «una concepción de ella misma exclusivamente jerárquica». Desde este punto de vista, explicó, parecería que los laicos sólo tienen que obedecer, olvidando la responsabilidad que éstos tienen, en especial los que son profesionales de la comunicación o creadores de opinión.

Por su parte, el padre Robert A.White, profesor de comunicación en la Gregoriana, insistió en la necesidad de entablar buenas relaciones entre la Iglesia y los medios: «Si los medios estuvieran más acostumbrados a trabajar con la Iglesia y a entenderla, tratarían los escándalos de manera más equilibrada e inteligente», aseguró.

Ganarse el respeto de los medios y ser trasparentes fueron dos de las propuestas del profesor jesuita norteamericano, que sugirió la inclusión de un plan pastoral de comunicación en toda diócesis u organización religiosa para poder actuar convenientemente en casos de crisis.

El director de la agencia de noticias estadounidense Catholic News Service (CNS), Tom Lorsung, subrayó la importancia del periodismo católico en tiempos de crisis, ya se trate de un desastre natural o de un escándalo nacional: «Tenemos que explicar claramente y de modo fiel cómo la Iglesia responde, de acuerdo con los valores del Evangelio, a situaciones concretas, y cómo ofrece consuelo a la gente que sufre».