Descubierta por primera vez una casa de tiempos de Jesús en Nazaret

El hallazgo permite descubrir cómo era el estilo de vida en la localidad

| 7021 hits

NAZARET, domingo 20 de diciembre de 2009 (ZENIT.org).- Por primera vez se ha descubierto una casa de tiempos de Jesús junto a la Basílica de la Anunciación de Nazaret, un acontecimiento arqueológico sin precedentes que permite comprender el estilo de vida de esa época en la localidad. 

Los vestigios han aparecido durante las investigaciones arqueológicas realizadas por la Autoridad de Antigüedades de Israel con motivo de la construcción del Centro Internacional María de Nazaret, situado en el sector en el que según la tradición vivió Cristo.

Los resultados serán presentados en una rueda de prensa, que se celebrará en la mañana de este lunes en los locales del futuro Centro, por Dror Barshod, director para el Distrito Norte de la Autoridad de Antigüedades de Israel, acompañado por Yardenna Alexandre, responsable de estas investigaciones arqueológicas, por expertos franciscanos y por monseñor Giacinto-Boulos Marcuzzo, obispo auxiliar y vicario para Israel del Patriarcado Latino de Jerusalén, encargado en particular de Nazaret.

Según explica un comunicado de prensa de la Autoridad de Antigüedades de Israel, "restos de una habitación que se remontan al período romano han sido descubiertos por primera vez en las excavaciones realizadas con motivo de la construcción del Centro Internacional María de Nazaret, junto a la basílica de la Anunciación".

"Jesús seguramente conoció este lugar y quizá esta casa", añade en un comunicado la Asociación María de Nazaret, institución que promueve la construcción del centro.

El centro surge en frente de la Basílica de la Anunciación, situada en el lugar en el que, según la tradición católica, se encontraba la casa de la Virgen María.


Según Yardenna Alexandre, directora de las excavaciones en nombre de la Autoridad de Antigüedades de Israel, "el hallazgo tiene una importancia capital, pues descubre por primera vez una casa del pueblo judío de Nazaret y permite sacar a la luz el estilo de vida en tiempos de Jesús". 

"El edificio que hemos encontrado es pequeño y modesto --añade la arqueóloga-- y casi seguramente es típico de las casas de Nazaret de aquella época. Según las raras fuentes escritas que existen, sabemos que en el primer siglo de nuestra era Nazaret era un pequeño pueblo judío, situado en un valle. Hasta ahora, un cierto número de tumbas de la época de Jesús de Nazaret habían sido encontradas, pero no se había descubierto ningún vestigio que pudiera ser atribuido a este período".

En la casa, según explica la Autoridad de Antigüedades de Israel se han encontrado algunos objetos, en su mayoría fragmentos de cerámica de la época romana (de los siglos I y II), en particular, objetos "utilizados sólo por judíos en este período, pues estos recipientes no son susceptibles de convertirse ritualmente en impuros".

La arqueóloga Alexandre revela que en la casa ha encontrado una fosa que fue realizada probablemente en el marco de los preparativos realizados por los judíos para protegerse de la gran revuelta contra los romanos, en el año 67 d.C. 


Según la Autoridad de Antigüedades de Israel hasta ahora en Nazaret sólo se habían encontrado tumbas del Antiguo Imperio Romano, pero todavía no se había encontrado un testimonio histórico de este valor.

La actual Basílica de Nazaret, construida en 1969, se eleva sobre los vestigios de tres iglesias anteriores de las cuales, la más antigua, se remonta al período bizantino (siglo IV). 

En este lugar, se encuentra una gruta que, como recuerda la autoridad israelí, "ha sido atribuida en la Antigüedad a la casa de la familia de Jesús".


Según la Autoridad de Antigüedades de Israel, "la Asociación María de Nazaret pretende conservar y presentar los vestigios de la casa descubierta en el interior del edificio que se convertirá en el Centro Internacional María de Nazaret", que será inaugurado a finales de 2010.

El Centro propondrá a los habitantes de Tierra Santa, a los turistas y peregrinos, un recorrido multimedia para ayudar a comprender el papel de María de Nazaret en la fe cristiana.

Este proyecto es católico con vocación ecuménica y pretende tender puentes de convivencia y diálogo con judíos y musulmanes.  

El Centro será animado por la Comunidad Chemin Neuf (Camino Nuevo), surgida en Francia en 1973, que congrega a 1.500 personas en 25 países.


Puede visitarse el Centro Internacional María de Nazaret en http://www.mariedenazareth.com

Por Jesús Colina