Desde el santuario de Washington: 'Necesitamos la intercesión de Marí­a'

Entrevista al rector de la Inmaculada Concepción: 'Que la consagración a María traiga frutos como la jornada de oración por Siria'

Roma, (Zenit.org) Junno Arocho Esteves | 984 hits

Uno de los eventos más importantes en este Año de la Fe, la Jornada Mariana, se llevará a cabo este fin de semana en el Vaticano. Se espera que más de 150.000 peregrinos asistan al evento de dos días que culminará con la consagración del mundo al Inmaculado Corazón de María, ante la imagen original de Nuestra Señora de Fátima que llegará a Roma desde Portugal por este importante evento del Año de la Fe.

Participarán 10 santuarios marianos de todo el mundo durante el rezo del rosario. Serán los santuarios marianos de Aparecida, Brasil; Luján, Argentina; Lourdes, Francia; Czestochowa, Polonia; Banneux, Bélgica; Nazaret, Israel; Nairobi, Kenya; Akita, Japón; Vailankanny, India y Washington, DC, Estados Unidos.

Monseñor Walter Rossi, rector de la Basílica del santuario nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, D.C, ha hablado hoy con ZENIT sobre el significado de este evento como un catalizador para la paz en el mundo de hoy.

¿Cuántos peregrinos visitan la Basílica cada año? ¿Espera una gran concurrencia para la Jornada Mariana?

--Mons. Rossi: Casi un millón de peregrinos visitan la Basílica cada año. Este sábado también tenemos una peregrinación de la diócesis de Arlington que estarán por la mañana y luego el rosario internacional en la tarde. Y por supuesto en el templo, todos los días del año tenemos seis misas diarias más la adoración eucarística.

¿Por qué cree que este acto de consagración del mundo al Inmaculado Corazón de María es tan importante?

--Monseñor Rossi: En primer lugar, la consagración al Inmaculado Corazón de María se remonta a la época del papa Pío XII, que consagró a Rusia y el mundo. Después, tanto el papa Pablo VI como el beato Juan Pablo II reiteraron la consagración.

Como todos sabemos, el mundo no está en paz. Y una de las razones principales de la consagración fue por la conversión de Rusia pero no sólo, sino también pidiendo la paz mundial. Por lo tanto, esta es oportuna porque ahora necesitamos la intercesión de Nuestra Señora. Necesitamos oraciones para cambiar las mentes y los corazones y para ayudar a alcanzar la paz que el mundo necesita tan desesperadamente.

Vimos el poder de la oración después de la llamada del papa para la oración mundial por Siria. ¿Cree que esta consagración a María tendrá un impacto similar?

--Monseñor Rossi: La oración es muy poderosa y con ella todo es posible. Al reunirnos para rezar en el marco de la consagración del mundo al Corazón Inmaculado de María, nuestra gran esperanza y deseo es que tenga los mismos efectos que la oración por Siria; en el mundo de hecho se logre un poco de paz y tranquilidad.

¿Qué eventos se llevarán a cabo en la Basílica de la Jornada Mariana?

--Monseñor Rossi: Es un día completo porque tenemos una peregrinación diocesana por la mañana, y luego el rosario y después a las 17 la santa misa.

Cada uno de esos eventos se centrará en el Corazón Inmaculado de María, pidiendo su intercesión, suplicando a Nuestra Señora que al abrazar al Niño Jesus con quien vive en profunda comunión, traiga paz al conturbado mundo así como la curación de esas vidas que peligran de romperse, que están luchando o que sufren.

La patrona de los Estados Unidos es la Inmaculada Concepción, ¿verdad?

--Monseñor Rossi: Sí, y este es el Santuario Nacional de la Iglesia Católica de Estados Unidos. Cuando los obispos en el Concilio de Baltimore colocaron al país bajo el patronazgo de María, se decidió que debía tener un monumento nacional en su honor para celebrar la Inmaculada Concepción.

¿Existe una gran devoción a la Santísima Virgen en los Estados Unidos?

--Monseñor Rossi: Por supuesto. El Santuario Nacional es una de las iglesias más grandes del mundo y la más grande de Estados Unidos. Nosotros somos un centro de devoción mariana del país y no somos una parroquia, todos los que llegan al Santuario, sea un turista, un peregrino o para rezar, vienen a buscar la intercesión de Nuestra Señora.

Se ve muy claramente que la gente tiene una gran devoción a la Virgen. Que la intercesión no es solo esencial sino también es muy potente. Cuando hay un millón de personas que pasan por tu puerta cada año, eso es un gran testimonio de fe y de la devoción de la gente por la Virgen.

Hemos visto que el Santo Padre, que es muy es mariano. ¿Cuáles son sus pensamientos sobre el papa Francisco?

--Monseñor Rossi: Bueno, creo que no sólo el hecho de ser mariano, sino también por la elección de su nombre, franciscano. Personalmente, creo que el papa Francisco está produciendo o tratando de lograr un nuevo pentecostés en la Iglesia. Él nos está llamando de nuevo a la la raíz del mensaje del evangelio, a vivir como Jesús y a seguir lo que Él dijo, llenos de esperanza, y no solamente para lograr nuestra santidad personal sino también teniendo en vista la santidad en la vida de la Iglesia. 

¿Qué esperanzas tiene para esta Jornada Mariana?

--Monseñor Rossi: Mi esperanza es que a través de nuestra oración, la Virgen abrace a todos sus hijos, que nos conduzca a una relación más íntima con Jesús y traiga la paz, la paz en el mundo y la paz en la vida de la gente.