Diálogo urgente y responsable

Comunicado de obispos bolivianos ante conflictos sociales

| 1241 hits

LA PAZ, Domingo 13 mayo 2012 (ZENIT.org).- Frente a la situación de conflicto social en Bolivia, y que ha llamado la atención de la ONU, los obispos de la Conferencia Episcopal Boliviana se pronunciaron sobre este problema que entra a su octava semana.

Ofrecemos a nuestros lectores el texto íntegro del Mensaje:

*******************

“Felices los que trabajan por la Paz, porque serán llamados hijos de Dios” (Mt 5,9)

Ante la ola creciente de conflictividad social en Bolivia, la Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) reitera un vehemente llamado a las autoridades públicas y a los sectores sociales movilizados, a evitar toda confrontación y violencia y a retomar el camino de un diálogo auténtico y responsable que posibilite los acuerdos necesarios en aras del bien común de todos los bolivianos.

Vemos con dolor el sufrimiento de tantos hermanos por esta situación de desencuentro. Nos preocupan las medidas extremas de presión social en las que muchas personas  ponen en riesgo su propia integridad, el prolongado conflicto en el sector de salud, las pérdidas económicas que soportan personas, empresas y comerciantes por  los bloqueos en las carreteras y ciudades, y el malestar generalizado de la ciudadanía.

 La intolerancia, el enfrentamiento entre hermanos o la imposición de ideas o leyes, no nos ayudan a construir  la sociedad democrática que necesitamos. Los problemas del país son profundos y necesitan ser resueltos teniendo en cuenta la visión y aporte de todos sus habitantes. Como Iglesia reafirmamos que el diálogo  en la verdad  es el único camino responsable para lograr una sociedad en la que haya cada vez mayor justicia para todos. Invitamos a Acoger la Palabra del Señor que nos dice: “Felices los que trabajan por la Paz, porque serán llamados hijos de Dios” (Mt. 5,9).

Desde estos valores universales y nuestra fe en Cristo llamamos a abandonar intereses de partido, grupos o personas y buscar juntos  “cuál es la voluntad de Dios: lo bueno, lo que le agrada, lo perfecto" (Rm. 12,2), es decir, el bien de nuestro pueblo.

Respecto a la IX Marcha Indígena del TIPNIS, en  el espíritu de la Carta Pastoral “El universo: don de Dios para la vida” y el Mensaje al Pueblo de Dios de la última Asamblea de Obispos, reiteramos “que los pueblos indígenas, como todos los sectores, tienen el derecho a expresar libremente y con medios pacíficos, como es una marcha, sus legítimas aspiraciones. Esperamos que se eviten iniciativas que buscan dividir a los mismos pueblos, provocar enfrentamientos y fundamentalmente falsear la verdad. Una vez más reafirmamos con fuerza que el único camino es el diálogo franco, sincero y transparente, con miras al bien común”. (Mensaje CEB, 24/04/12)

Confiamos en la fuerza del Espíritu Santo que nos preparamos a celebrar en Pentecostés, para que infunda sabiduría a las autoridades y dirigentes sociales para lograr acuerdos sinceros y duraderos, en función de los derechos individuales y colectivos de todos los bolivianos.

La Paz,  7 de Mayo de 2012

 Mons. Oscar Aparicio                                                                                                  Secretario General de la Conferencia Episcopal Boliviana