Comparta este artículo

Dios cura nuestras heridas con sus manos, y para tener manos se hizo hombre

Homilía del martes del papa Francisco en Santa Marta. Cómo desconfiar de un Dios tan cercano, tan bueno, que prefiere nuestro corazón de pecador Contemplación, cercanía, abundancia: son las tres palabras en torno a las cuales el papa Francisco centró su homilía en la misa del martes en la mañana en la Casa Santa Marta. El papa reiteró …