'Dios os los envía para enseñaros su Palabra, que es Luz y Verdad'

El cardenal Filoni ordenó a cuatro obispos en Centroáfrica

| 891 hits

ROMA, martes 24 julio 2012 (ZENIT.org).- El cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, ha llevado “un mensaje de esperanza y apoyo” a la Iglesia de la República Centroafricana, con la consagración de cuatro obispos que presidió este domingo, en Bangui.

“¡La Iglesia de Centroáfrica brillará con la luz de Cristo! Os invito a un renovado compromiso con la misión: ¡ha llegado la hora de un nuevo comienzo! ¡debe comenzar una nueva era!”, dijo el cardenal, ante una multitud de más de 1.500 personas reunidas en la plaza de la catedral de Bangui para la ordenación episcopal de Dieudonné Nzapalainga, arzobispo de Bangui, Néstor-Désiré Noir Aziabgia, obispo de Bossangoa, Dennis Abgenyadzi, obispo de Berberati, Cyr-Néstor Yapaupa, obispo coadjutor de Alindao, informa la agencia Fides.

Con el cardenal Filoni concelebraron la Santa Misa, que duró cinco horas, todos los obispos de la República Centroafricana, a los que se unieron otros obispos de Francia, Camerún, Chad, Ghana, además del presidente de la ACERAC (Asociación de las Conferencias Episcopales de África Central). Asistieron las más altas autoridades civiles: el presidente de la República, François Bozizé; el presidente de la Asamblea Nacional, Célestin Leroy Gaombalet; el primer ministro, Faustin Archange Touadera; el alcalde de Bangui, Nazaire Guenefe-Yalanga.

“El santo padre Benedicto XVI os ha dado, el 14 de mayo, fiesta del Apóstol San Matías, cuatro nuevos pastores”, dijo el cardenal en su homilía. “Dios os los da para que os apacienten, para gobernaros, es decir, para satisfacer la sed y el hambre de vuestras almas, conduciéndoos a aguas seguras. Dios os los envía para enseñaros su Palabra, que es la Luz y la Verdad que ilumina a la gente en el camino de la vida. Dios os los dona para alcanzar la santidad a través de los sacramentos, que son la presencia de Dios, a través de su Espíritu en medio de nosotros”.

Comentando las lecturas bíblicas del día, el cardenal señaló que “Dios cumple su promesa de ser el pastor de su pueblo abandonado, entregándonos a Jesús de Nazaret, el Buen Pastor. El Evangelio describe una de las características importantes de la figura del pastor. La piedad”.

Sobre este tema, el cardenal se detuvo largamente, poniendo de manifiesto entre otras cosas, que “ser cristiano es convertirse, siguiendo el ejemplo de Jesús, en un icono de la ternura, de la misericordia y de la compasión de Dios”. Si esto se aplica a todos los cristianos, aún más a aquellos que son elegidos por Dios para ser obispos. Después de recordar el significado de los ritos litúrgicos de la consagración episcopal, el cardenal Filoni, dijo: “Jesús no reduce el mandato que confia a sus apóstoles a una sola dimensión, sino que los convierte en evangelizadores a 360 grados. Por tanto, es obvio que nosotros los pastores tenemos que ser conscientes de que no sólo se nos envía a proclamar la verdad, sino también a llevar a cabo actos de compasión, misericordia y amor”.

El prefecto de la Congregación Misionera concluyó su homilía dirigiendo esta exhortación a los nuevos obispos: “Vuestra misión es iluminar la oscuridad de nuestro mundo con la luz de la Palabra de Dios mediante el testimonio de vuestras vidas. En el nombre del Señor, os ruego: renovaros en vuestra vida de fe. Que el Año de la Fe pueda ser para vosotros una oportunidad para fortalecer y profundizar la fe a nivel personal y comunitario. Que os ayude a fortalecer el testimonio de vuestra caridad y de vuestro compromiso con la sociedad”.