Directora de Ong ugandesa: Repartir preservativos no ayuda a salir de la confusión

Presentó su testimonio en EncuentroMadrid

| 1214 hits

MADRID, lunes 30 de marzo de 2009 (ZENIT.org).- “Un preservativo no nos hace salir de la confusión en la que vivimos, no nos hace protagonistas; sólo la pertenencia a Dios nos libera de ella”, ha afirmado la fundadora y directora de la ONG de atención a enfermos de SIDA en Uganda Meeting Point International, Rose Busingye, este domingo 29 de marzo en EncuentroMadrid.

La experta participó en una mesa redonda titulada Una nueva laicidad: el protagonismo de las obras, con la que ha concluido la sexta edición de EncuentroMadrid, encuentro formativo-festivo anual organizado por el movimiento Comunión y Liberación.

Este año, EncuentroMadrid ha congregado en el Recinto Ferial Casa de Campo unas 15.000 personas, según la organización, entre el 25 y el 29 de marzo.

Con una amplia experiencia como enfermera, Busynge considera que repartir preservativos para combatir el sida no ayuda a las personas a salir de la confusión. Busynge asegura a los enfermos con los que trata que el valor de su persona es mayor que el de la enfermedad y ha explicado su experiencia con algunos de ellos que han pedido bautizarse tras conocer el cristianismo.

La enfermera protagoniza el documental Greater, ganador del Certamen Babelgum Online del Festival de Cannes y Premio del Público en el Festival 2007 de Nueva York sobre Cine y SIDA, que se ha ido proyectando durante el fin de semana en el Teatro Auditorio de la Casa de Campo.

EncuentroMadrid también ha contado con el testimonio de protagonistas de otras iniciativas que plasman la laicidad, como el de la presidenta de la Asociación Familias para la Acogida, Belén Cabello, y el director del colegio Newman de Madrid.

En un plano más teórico, el encuentro ha contado con la intervención de políticos, juristas y filósofos como el francés Remige Brague, que ha destacado que "la cuestión de la laicidad se genera en el seno del cristianismo".

Brague ha destacado que para que haya laicidad tiene que haber Iglesia y Estado y “no hay Iglesia más que en el cristianismo”. También ha añadido que la Iglesia ha sido una instancia secularizadora, pues el Imperio quería ser sagrado y producir lo sagrado.

[Por Patricia Navas]