Documental sobre la estrategia abortista se proyecta en los cines españoles

Se calificó no apto para menores de 18 a pesar de no tener ni una imagen sangrienta

| 2462 hits

SEVILLA, miércoles 13 de octubre de 2010 (ZENIT.org).- La película sobre las entrañas económicas que esconde el negocio abortista Blood Money, el valor de una vida se proyecta desde el pasado viernes, 8 de octubre, en la cartelera de treinta y cinco cines españoles.

Se trata de un documental del joven director estadounidense David K. Kyle en el que, sin ninguna imagen sangrienta, los protagonistas de la industria abortista explican la historia del negocio del aborto en los Estados Unidos.

Al final de la película se añade un documental de poco más de diez minutos con imágenes de manifestaciones cívicas contra la nueva ley española del aborto y testimonios españoles, entre ellos la presidente de la Federación Española de Asociaciones Provida, Alicia Latorre.

Latorre explicó a ZENIT que Blood Money “desmonta la estrategia de los abortistas”. “En América, las leyes son distintas, pero la estrategia es la misma”, afirmó.

También destacó que el largometraje “abre la esperanza a personas que han vivido la realidad del aborto desde el otro lado”.

La persona que conduce el relato es la doctora Alveda King, sobrina de Martin Luther King, que guía al espectador por la historia del aborto en Estados Unidos, desde las primeras políticas públicas de planificación familiar, pasando por la célebre sentencia judicial Roe vs. Wade, que impulsó la industria del aborto, hasta llegar a la situación actual de este negocio.

Entre los testimonios que aparecen en el documental se encuentran médicos, enfermeras y propietarios de clínicas donde se practican o practicaron abortos, así como mujeres que abortaron.

En España, donde la ley vigente desde el pasado mes de julio permite abortar a las menores de 16 años sin el consentimiento de sus padres, el Ministerio de Cultura calificó inicialmente la película como para mayores de 18 años.

Sin embargo, dos días antes de su estreno, rectificó y calificó el documental como para mayores de 16 años, informó a ZENIT una de las dos empresas que distribuyen la película en este país, European Dreams Factory (EDF).

EDF, distribuidora también de películas como Bella y La última cima, indicó que este último documental, sobre un sacerdote excepcional, ha facilitado la entrada en la cartelera española de otros documentales como Blood Money.