Dolor del Papa por la muerte del cardenal Michele Giordano

El arzobispo emérito de Nápoles murió anoche a los 80 años de edad

| 2568 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 3 de diciembre de 2010 (ZENIT.org).- El Papa Benedicto XVI expresó hoy sus condolencias por la muerte del cardenal Michele Giordano, arzobispo emérito de Nápoles, muerto anoche a la edad de 80 años en esta ciudad italiana.

El Pontífice envió un telegrama al actual arzobispo de Nápoles, cardenal Crescencio Sepe, manifestando su “profunda participación” en el dolor del purpurado, de la comunidad diocesana y de los familiares del cardenal Giordano por su fallecimiento.

En el texto, el Papa rememora “con afecto a este querido hermano que sirvió generosamente al Evangelio y a la Iglesia”, “recordando con gratitud” el ministerio del purpurado difunto.

“Elevo fervientes oraciones al Señor para que lo acoja en su paz”, concluye el mensaje.

El cardenal Giordano había nacido en Sant'Arcangelo, provincia de Potenza, el 26 de septiembre d 1930, y había sido ordenado sacerdote el 5 de julio de 1953.

Había recibido la consagración episcopal el 5 de febrero de 1972. El papa Juan Pablo II lo creó cardenal el 28 de junio de 1988.

Fue arzobispo de Nápoles desde 1987 hasta 2006.

Con la muerte del cardenal Giordano, el Colegio Cardenalicio tiene 201 miembros, 121 de los cuales electores. Hay 109 cardenales europeos, 21 norteamericanos, 31 latinoamericanos, 17 de África, 19 de Asia y 4 de Oceanía.