Dolor del Papa por la muerte del cardenal que desafió a la mafia en Sicilia

El cardenal Salvatore Pappalardo tenía 88 años

| 986 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 11 diciembre 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha expresado su dolor por el fallecimiento este domingo, a los 88 años de edad, del cardenal Salvatore Pappalardo, arzobispo emérito de Palermo, conocido por haber desafiado abiertamente a la mafia.



En un telegrama enviado al cardenal Salvatore De Giorgi, actual pastor de esa arquidiócesis siciliana, el Papa transmite su pésame a la comunidad diocesana, en la que el purpurado fallecido ejercicio «con solicitud el ministerio episcopal».

En particular, recuerda «con admiración su fecunda y múltiple actividad apostólica, animada por el deseo de anunciar a Cristo y de acompañar con su magisterio iluminado el camino de crecimiento moral y cultural de la sociedad palermitana».

Nacido en 1918, tras servir a la Santa Sede en el servicio diplomático, Pablo VI le nombró en 1970 arzobispo de Palermo. El mismo Papa le creó cardenal en 1973.

El símbolo de su lucha contra la mafia, por la que recibió el título de Caballero de Gran Cruz de la República Italiana, de manos del presidente Sandro Pertini, fueron las palabras que pronunció en el funeral del general de los carabineros, Carlo Alberto Dalla Chiesa, víctima de esa organización, cuando acusó al Estado de dejar a Sicilia en manos mafiosas.

Con la muerte del purpurado siciliano (que no era cardenal elector) el colegio cardenalicio queda compuesto de 186 cardenales, de los cuales 114 son electores y 72 no electores (han cumplido los 80 años).