Dos jornadas significativas en Roma, en torno a la confirmación y las cofradías

Con motivo del Año de la Fe con la presencia del papa

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 757 hits

"El Año de la Fe entra de lleno en su desarrollo a través de algunos eventos particulares que quieren expresar diferentes realidades unidas al signo de la fe y de su testimonio en el mundo", así lo ha confirmado monseñor Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, en la rueda de prensa de presentación de los próximos dos eventos del Año de la Fe: la Jornada de los Confirmandos y Confirmados (27-28 de abril) y la Jornada de las Confraternidades y de la Piedad Popular.

Como denominador común para todos los eventos que se desarrollarán en Roma con el santo padre ha mencionado que será "el peregrinaje a la Tumba de Pedro". Por esto, ha continuado , "el día precedente, se propone a los participantes una breve procesión simbólica que desde el Obelisco de la Plaza de San Pedro se dirige hacia la Tumba de San Pedro donde ser hará la Profesión de Fe".

Ha añadido también que algunas iglesias de Roma, especialmente las más cercanas a la vía de la Conciliación, "se unirán a las celebraciones del sacramento de la Confesión, a la Adoración eucarística y en algunos casos al desarrollo de las catequesis'".

El primer gran evento tendrá lugar los días 27 y 28 de abril y se dedicará a los que recibirán o han recibido este año el sacramento de la Confirmación. Ya se ha confirmado la asistencia de 70.000 jóvenes acompañados de sus catequistas y sacerdotes. Esta presencia "evidencia el entusiasmo con el que se han unido a la iniciativa y la gran participación que debemos esperar", ha añadido monseñor Fisichella.

Esta ocasión será la primera en la que el papa Francisco dará el sacramento a 44 jóvenes procedentes de todo el mundo y simbólicamente representantes de toda la Iglesia repartida por los cinco continentes. Los confirmandos se encuentran entre una amplia franja de edad, de los 11 a los 55 años. Entre los jóvenes presentes, estarán también representados los cristianos que viven en situaciones difíciles y donde la población está bajo la sombra de la guerra y la calamidad.

Congo, Nigeria, Madagascar, Líbano, Colombia, Sri Lanka, Francia, Alemania... son algunos de los países de procedencia. En todo caso, ha afirmado monseñor Fisichella, "están aquí presentes jóvenes que muestran el rostro de la Iglesia presente allí donde el hombre vive y sufre, para dar a cada uno esperanza y certeza de futuro".

Ese mismo día por la tarde, en el Aula Pablo VI se celebrará un momento de celebración fraterna y de escucha de testimonios significativos. El papa hará un regalo a los 44 confirmandos (que podrían ser 46 ya que hay dos procedentes de Haití aún por confirmar).

El segundo gran evento al que ya se han apuntado 50.000 personas, se desarrollará del 3 al 5 de mayo y está dedicado a la Piedad Popular. Acudirán a Roma Cofradías y Hermandades procedentes de países con fuerte tradición, como España, Italia, Francia... "Y darán su testimonio de las diferentes tradiciones locales fruto de una religiosidad que se expresa a lo largo de los siglos con iniciativas y obras de arte" ha explicado. Las cofradías de Roma con sus iglesias acogerán a los peregrinos de las otras cofradías y hermandades.

La mañana del sábado se seguirá el esquema del peregrinaje a la Tumba de Pedro divididos en grupos por idioma, mientras que por la tarde cuatro iglesias acogerán catequesis con la sucesiva celebración de la eucaristía. Para el inglés, Santa María in Transpontina con monseñor Arthur Roche, secretario de la Congregación para el Culto Divino; para el español Santa María del Orto con el cardenal Cañizares, prefecto de la misma Congregación; los italianos en Santa María de los Ángeles con su asistente nacional, monseñor Mauro Parmeggiani para la catequesis, y el secretario de Estado celebrara la misa; los de lengua francesa acudirán a Trinidad de los Montes, con monseñor Jean Laffitte, secretario del Consejo Pontificio para la Familia.

El encuentro más importante culminará con la celebración a las 10.00 de la misa con el santo padre en la Plaza de San Pedro. Desde las 8.00 se dirigirá una procesión por vía de la Conciliación donde algunas cofradías desfilarán con sus objetos de culto para reunirse en las dos columnatas de la plaza. Monseñor Fisichella ha añadido que la imagen de la Virgen que estará en el altar papal será una de la Virgen del Quintiliolo de la diócesis de Tívoli, pintura sobre madera de la primera mitad del siglo XIII.

Ha concluido recordando que "se vivirá un momento de fe que encuentra en la sencillez de la expresiones y de la piedad popular su matriz más arraigada en nuestra gente, que sin interrupción vive de estos signos como una fuerte llamada a la fe de la generaciones precedentes y a una tradición que merece ser testimoniada con valentía y entusiasmo".