Dos mil jóvenes se declaran dispuestos a consagrarse tras las JMJ

Jóvenes manifiestan su disponibilidad en un encuentro del Camino Neocatecumenal

| 1003 hits

BONN, martes, 23 agosto 2005 (ZENIT.org).- Unos dos mil jóvenes, chicos y chicas, manifestaron este lunes su disponibilidad a seguir a Dios en la vida consagrada tras las Jornadas Mundiales de la Juventud celebradas en Colonia.



Los muchachos respondieron a la «llamada vocacional» en un Encuentro Mundial de Jóvenes organizado por el Camino Neocatecumenal, en el que participó su fundador Kiko Argüello, en el Parque Rheineaue de Bonn, según informa la agencia Veritas.

Noventa mil jóvenes, según la organización participaron en el acto, en el que también estuvieron presentes 50 obispos de numerosas nacionalidades.

El encuentro comenzó con el agradecimiento del arzobispo de Colonia, el cardenal Joachim Meisner, que acompañado de sus tres obispos auxiliares, expresó que «la Iglesia es joven y eso lo hemos visto en Colonia».

El arzobispo de la diócesis donde se han celebrado las XX Jornadas Mundiales de la Juventud cedió el estrado a su sucesor en estas jornadas, el cardenal arzobispo de Sydney, el cardenal George Pell, quien agradeció a los jóvenes del Camino Neocatecumenal, «lo que hacen por la vida de la Iglesia, con misioneros y seminaristas que llevan el mensaje de Cristo por todo el mundo».

Tras saludar a los jóvenes de todas las naciones presentes en el acto, Kiko Argüello, fundador del Camino Neocatecumenal, mostró a los jóvenes que «en la situación actual, la Iglesia está atravesando una grave crisis debido a la globalización, la secularización y a la apostasía silenciosa de Europa» y les pidió que ayuden a los sacerdotes, puesto que «sobre la espalda del clero está la superación de esta crisis».

Uno de los momentos más emotivos del acto se vivió con la procesión de 1.150 sacerdotes y seminaristas de los distintos Seminarios «Redemptoris Mater» --surgidos gracias al impulso del Camino Neocatecumenal por todo el mundo--, portando una imagen con la Virgen Reina.