Editoriales, medios y religión

Debate sobre periodismo y editoriales religiosas

| 1488 hits

ROMA, domingo 29 enero 2012 (ZENIT.org).- Editoriales, media e religione (Editoriales, medios y religión) es el libro en italiano del director de la Librería Editorial Vaticana, padre Giuseppe Costa, publicado en 2009 y que fue el centro este 27 de enero, en el programa “Los viernes de Propaganda: temas y autores, en la librería internacional Pablo VI” de Roma.

El debate sobre periodismo y editoriales religiosas estuvo a cargo de profesionales del sector: Giovanna Chirri, de la agencia de noticias ANSA, Salvatore Mazza, del diario católico italiano Avvenire; y de Enzo Romero, director del telediario Tg2, moderado por Neria De Giovanni.

Un debate vivaz, con pinceladas como las de Giovanna Cirri che ironizó recordando que en el apuro actual a veces los periodistas ni siquiera leen lo que se “copia y pega”. Afirmó que no se ven ya becarios en las redacciones, y la dificultad que encuentran tantos licenciados que conocen idiomas y tienen másteres, pero que en una redacción no saben qué hacer.

Salvatore Mazza indicó la cantidad enorme de noticias que pasan por la pantalla, talmente tantas que todo el día no bastaría para leer ni siquiera todos los títulos. Y la dificultad de lenguaje, por ejemplo con palabras como “laico” que en la Iglesia tiene un significado y en el lenguajesecularotro.

Enzo Romero por su parte recordó cómo se llegaba a los periódicos, iniciando con trabajo en prácticas y que antes de llegar a la especialización era necesario ser un periodista todoterreno. Luego para entrar en una especialización era necesario enamorarse de la materia, si no la persona se convierte en un tecnócrata.

El autor del libro que motivó el debate, el sacerdote Giovanni Costa indicó a ZENIT que en el libro recogió la experiencia de una vida dedicada al periodismo.

“Desde siempre me ocupé de periodismo religioso –recordó- y he enseñado esta materia en la universidad. Estudié cuando era recién sacerdote, teología pastoral juvenil y como había hecho periodismo como hobby me mandaron a hacer periodismo a la editora LDC, en el boletín salesiano y a la universidad en Estados Unidos y así me quedé en el sector de la información”.

“Un libro que nació –prosiguió el sacerdote – de la conciencia de que existe un problema común a todos los medios, o sea el lenguaje. Quien aborda una información religiosa tiene el deber de conocer el lenguaje y debe adaptarlo al instrumento que usa”.

O sea el lenguaje “es el problema clave para la información religiosa. Tantos equívocos y estereotipos se registran porque no se aferra el lenguaje. Y el lenguaje significa: historia, cultura, filosofía, teología, etc”.

Un problema que no es ajeno al periodista laico o que de un día al otro lo envían a cubrir información religiosa. En estos casos el comunicador “debería documentarse, superar este vacío. Pero en realidad incluso el periodista, un profesional serio, no puede escribir sobre un deporte si no conoce el reglamento. No puede usar el lenguaje del baloncesto para el fútbol o para el balonvolea. Así también para la religión en donde las problemáticas son aún más profundas, particulares y complejas”.

Una formación que un periodista puede construirse. ¿Cómo? “A través de lectura y estudio. Existen lugares bien reputados con información religiosa, sitios institucionales, personas con las cuales profundizar temas religiosos, e incluso universidades pontificias con cursos de especialización para periodistas”.

“Por lo tanto –prosiguió– los medios existen, es necesario poner voluntad. Hay mucha superficialidad, se piensa que se puede dar información religiosa apoyándose en juicios sumarios”.

Y anticipó. “Había preparado un libro sobre los cincuenta años de periodismo religioso en Italia ‘Periodismo religioso, historia, métodos y textos’ (Fronteras de la Comunicación), que será reeditado con la colaboración de dos jóvenes investigadores y lo presentaremos dentro de un mes y medio.

Por H. Sergio Mora