EE. UU. analizará con la Santa Sede la cuestión de Jerusalén

Encuentro entre Madeleine Albright y el ministro de Exteriores vaticano

| 1131 hits

WASHINGTON/CIUDAD DEL VATICANO, 30 julio (ZENIT.org).- La Sala de Prensa de la Santa Sede ha confirmado esta mañana que el próximo martes el arzobispo Jean-Louis Tauran, secretario vaticano para las Relaciones con los Estados --comúnmente conocido como el «ministro» de Asuntos Exteriores de la Santa Sede--, se reunirán el Roma con la secretaria de Estado norteamericana, Madeleine Albright.



El subdirector de la Sala de Prensa de la Santa Sede, el padre Ciro Benedettini, no ha querido anticipar los contenidos del encuentro; sin embargo, fuentes del Departamento de Estado norteamericano han anunciado que se hablará de las delicadas negociaciones de paz en Oriente Medio que han encontrado en la cuestión de Jerusalén el motivo del fracaso de los encuentros entre representantes israelíes y palestinos en Camp David la semana pasada.

Richard Boucher, portavoz del Departamento de Estado ha afirmado que: «Esta es una de esas veces en las que queremos aprovechar la oportunidad de mantener informadas a las partes interesadas».

El viaje de Albright coincide con la gira que prepara el asesor del gobierno estadounidense Edward Walker por 14 países árabes, en un nuevo esfuerzo por alcanzar un compromiso sobre el futuro de Jerusalén.

Según revela un despacho de la agencia Reuters, un funcionario estadounidense de alta jerarquía expresó que Albright negociaría más detalladamente la cuestión de Jerusalén, reclamada como capital por israelíes y palestinos, pero también considerada sagrada por los cristianos. «La secretaria de Estado tiene programado llevar de nuevo la cuestión de Jerusalén a la mesa de negociaciones» entre israelíes y palestinos. «Será un nuevo esfuerzo para acercar a las dos partes a un punto en que puedan llegar a ponerse de acuerdo», expresó.

«Sabemos que el asunto (del estatuto de Jerusalén) es un obstáculo muy grande, pero Estados Unidos considera que no es insalvable», agregó.

El domingo pasado, Juan Pablo II había confirmado que la Santa sede desea para Jerusalén, ciudad sagrada para judíos, musulmanes y cristianos, «un estatuto especial internacionalmente garantizado» y había pedido a las partes en causa tener en cuenta esta exigencia (Cf. Zenit, ZS00072304).

Tras el fracaso de las negociaciones de Camp David, que tuvo lugar precisamente al tocar el problema de Jerusalén, algunos expertos, como George Shultz, quien siguió durante años el conflicto entre árabes e israelíes cuando era secretario de Estado del presidente Ronald Reagan, consideran que el espinoso problema de la Ciudad Santa sólo se podrá resolver si se ofrecen garantías internacionales, como propone precisamente Juan Pablo II (cf. Zenit, ZS00072809).