EE.UU.: iniciativa católica para ayudar a los inmigrantes “sin papeles”

Una línea de teléfono asesorará a trabajadores indocumentados y sus familias

| 1710 hits

CHICAGO, martes 20 de septiembre de 2011 (ZENIT.orgEl Observador).- Encabezados por la arquidiócesis de Chicago, un grupo de organizaciones de la sociedad civil, junto con representaciones diplomáticas y grupos de ayuda a los inmigrantes, dieron a conocer la puesta en marcha de una línea de comunicación telefónica 1-855 para defensa de los derechos humanos de los trabajadores y sus familias, especialmente los mexicanos, que tienen una presencia muy fuerte en esta ciudad de los Estados Unidos.

La línea telefónica 1-855 HELP MY FAMILY (Ayuda a mi Familia) pretende defender a trabajadores indocumentados y a sus familias ante un riesgo inminente de deportación.

Se trata de una línea de ayuda inmediata mediante la cual los inmigrantes tendrán asesoría legal, jurídica, consular y solidaria para que sus derechos humanos no sean violentados con el pretexto de no tener papeles de trabajo.

La asociación incluye a 35 grupos proveedores de servicios sociales, 27 equipos de especialistas y activistas comunitarios, 17 despachos privados de abogados, federaciones de oriundos mexicanos, así como la Arquidiócesis de Chicago.

La línea 1-855 HELP MY FAMILY será atendida por 67 voluntarios entrenados para dar información y acercar la ayuda a las familias inmigrantes, en inglés, español, coreano y portugués las 24 horas del día. La central se sitúa en el Consulado Mexicano en Chicago.

La línea de ayuda será financiada con fondos privados así como donaciones individuales y es un intento por crear un servicio de asistencia legal, servicio social, apoyo y consejería a familias inmigrantes.