EEUU: Líderes religiosos rechazan la propuesta de la sanidad nacional

No aceptan métodos abortivos en los seguros de salud y piden libertad de conciencia y religiosa

Lima, (Zenit.org) José Antonio Varela Vidal | 498 hits

Cientos de líderes religiosos estadounidenses se pronunciaron este martes a través de una Carta abierta y pidieron “respeto a los derechos de conciencia y la libertad religiosa”, en referencia directa a la norma del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) que entró en vigencia en el país.

El mandato de la HHS, publicado este 30 junio luego de una polémica de varios meses, obliga a todos los empleadores a cubrir la contracepción y la esterilización con medicamentos y dispositivos abortivos en sus planes de seguros de salud.

Además se perfila que el caso terminará en los tribunales, puesto que más de 200 personas o instituciones han presentado 61 recursos de amparo. 

La carta abierta, tiene entre los firmantes al arzobispo William E. Lori de Baltimore, presidente del Comité Especial para la Libertad Religiosa de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos de América, y a Russell D. Moore, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur.

A ellos se sumaron unos cien prominentes líderes religiosos y académicos del país, quienes piden al gobierno y al congreso “el respeto a los derechos de conciencia y a la libertad religiosa”.

En el manifiesto, los líderes advierten de la amenaza a la conciencia que representa la norma HHS, dado que “la libertad religiosa va más allá de la mera libertad de culto, y se extiende al rol de los creyentes como ciudadanos y empresarios”.

Unidos por la libertad religiosa

"Las doctrinas de nuestras respectivas religiones no se limitan a las paredes de nuestras iglesias, sinagogas, templos y otros lugares de culto", dijeron los firmantes, quienes en otra parte de la Carta advierten que "las convicciones de fe se manifiestan a través de nuestras interacciones diarias entre familiares, vecinos, desconocidos e instituciones", insistiendo así en su activismo contra la norma del gobierno federal.

En la conferencia de prensa celebrada ayer en Washington DF, donde se presentó la Carta abierta, el arzobispo Lori resaltó la magnitud de las preocupaciones de los líderes de la Iglesia: "Ya los obispos católicos han dicho desde el principio, que la cuestión de fondo con el mandato HHS no tiene relación con una enseñanza específica. De hecho, otros firmantes de la carta no comparten nuestro punto de vista sobre la anticoncepción y probablemente no están de acuerdo con nosotros en otras cosas, pero entienden que el tema central de la libertad religiosa está en juego".

Entre los que firman la Carta abierta están los representantes de un amplio espectro de grupos religiosos, incluyendo a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna, cristianos ortodoxos y líderes judíos, así como académicos y jefes de instituciones y organizaciones de derechos civiles.

Reacciones varias

Está claro que los líderes religiosos no van solos en la nueva batalla que recién empieza, y que algunos analistas la han comparado con otras similares emprendidas contra el aborto o las bodas entre personas del mismo sexo.

En su sitio on line, el National Review califica de “falsa adaptación” la nueva versión de la norma HHS del presidente Obama. La columna firmada por el analista James C. Capretta advierte que “la lucha no ha terminado, y todavía se puede ganar”.

Reconoce también que quienes se oponen al mandato “están ejerciendo sus derechos constitucionales” y que la cuestión debe ser impugnada en la arena política, por lo que invoca a los republicanos a trabajar para dejar sin efecto la regla. “El gobierno impone este requisito por razones enteramente ideológicas”, se lee en dicho artículo.

Por su parte, el sitio evangélico de noticias CBN News, recoge la posición del Fondo Becket para la Libertad Religiosa que la calificó como “más de lo mismo”.

El Fondo Becket representa a ocho empleadores religiosos en sus casos contra el mandato. Más de 200 demandantes han presentado 61 recursos de amparo, a la parte de la norma HHS que obliga a los empleadores a ofrecer cobertura para el control de la natalidad a sus empleados.

Después de los grupos religiosos se opusieron, el gobierno se comprometió a hacer concesiones, pero para el Fondo Becket, el último plan presentado este 30 de junio “es poco probable que satisfaga sus objeciones, y los casos tendrán que resolverse en los tribunales”.

Educar para la vida

Ensayando una propuesta a los obispos estadounidenses, el periodista Michael Sean Winters del National Catholic Reporter, se pregunta en un artículo publicado este lunes 1 de julio, “¿Podremos vivir con el mandato HHS?".

El columnista sugiere no preguntarse más “si la regla se podría mejorar, sino si nuestras instituciones católicas pueden vivir con esta”.

Y propone que para convivir con la norma, “es importante comenzar a educar a nuestra gente sobre ello”, por lo que recomienda a los obispos no quedarse “en el limbo predicando una comprensión particular del constitucionalismo americano”, sino que se debe elegir por “una enseñanza del evangelio al pueblo”.

Para leer la Carta abierta con las firmas de los lideres religiosos (en inglés) aquí