EEUU: una mujer demanda a la Iglesia por negarle un tratamiento abortivo

El presidente del episcopado advierte que la Iglesia seguirá enseñando su doctrina a favor de la vida 'a tiempo y a destiempo'. Los católicos tienen la red más grande de servicios de salud sin ánimo de lucro del paí­s

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 1006 hits

Una mujer en el estado de Michigan, en Estados Unidos, ha demandado a la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), argumentado que cuando ella se presentó en un hospital católico en busca de auxilio por complicaciones de su embarazo, la institución médica se negó a darle un tratamiento abortivo.

La demanda de Tamesha Means, indica que la directiva del hospital contraria al aborto y apoyada por instituciones católicas “causa que a las mujeres embarazadas que sufren abortos involuntarios se les niegue un cuidado médico apropiado, incluyendo información sobre su condición y opciones de tratamiento”.

Ante estas acusaciones, el presidente de la USCCB, Mons. Joseph Kurtz, ha respondido públicamente que la pérdida de una vida es siempre una tragedia y que los detalles específicos del caso se tratarán con los directamente afectados. Además, el prelado ha advertido que la Iglesia en el país continuará enseñando su doctrina en defensa de la vida "a tiempo y a destiempo".

Por otra parte, el arzobispo ha afirmado que "la pretensión no tiene bases". La directivas de la Iglesia "exigen un cuidado respetuoso y compasivo de las madres y sus hijos, durante y después de la gestación", ha aclarado.

El presidente de la USCCB ha explicado que el rechazo del aborto por parte de la Iglesia corresponde a la defensa de la dignidad de toda vida humana, vinculada a la defensa de todos los demás derechos humanos. Y que ésto ha motivado que los católicos hayan establecido "la red más grande de servicios de salud sin ánimo de lucro de la nación". Esta red provee atención de alta calidad a madres e hijos, incluyendo a quienes no poseen recursos económicos suficientes.

"La Iglesia sostiene que toda vida humana, antes y después del nacimiento, tiene una dignidad inherente, y que los proveedores de cuidados de salud tienen la obligación resultante de respetar la dignidad de todos sus pacientes", ha recordado Mons. Kurtz. De igual manera, el rechazo del aborto está presente en el Juramento Hipocrático, que dio origen al concepto mismo de la medicina como profesión, ha apuntado.

Para el prelado, la pretensión que los obispos pudieran ser procesados, como pretende la demanda, por sostener esta doctrina sería una clara violación a los principios de la primera enmienda de la constitución de Estados Unidos.

Mons. Joseph Kurtz ha concluido señalando que la presencia de los católicos en el área de la salud produce un gran beneficio para la sociedad y es un refugio para las madres y sus hijos no nacidos sin importar sus condiciones económicas. "La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos continuará defendiendo estos principios a tiempo y a destiempo, y nos defenderemos de esta desorientada demanda", ha asegurado.

Para más información: http://www.usccb.org/news/2013/13-232.cfm

(RED/IV)