Egipto: que la Iglesia comparta su misión con la gente y los cristianos puedan profesar su fe

Pide el cardenal Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, en su visita al país africano

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 927 hits

El cardenal argentino Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, realizó una visita a Egipto, la cual inició el día de Reyes y concluyó hoy. La finalidad del viaje apostólico fue celebrar con la comunidad católica allí residente el Año de la Fe, informó el Vatican Information Service.

Ayer, jueves, el cardenal inauguró la iglesia de Nuestra Señora de la Paz en Sharm El Sheik, obra a la que han contribuido con su generosidad la comunidad eclesial del lugar, la representación pontificia y algunos organismos de ayuda pertenecientes a ROACO (Reunión de las Obras de Ayuda a las Iglesias Orientales).

El día anterior, durante su visita a El Cairo, pidió a los responsables de las actividades apostólicas que trabajen por las finalidades del Año de la Fe, inaugurado por el santo padre el 11 de octubre de 2012.

Así “podremos compartir la misión de la Iglesia con todas las gentes. Esperamos del Año de la Fe un impulso misionero renovado ya que en todo el mundo las religiones más diversas se encuentran y se confrontan".

“Y nosotros deseamos la confirmación de la presencia eclesial en el mundo, con el debido apoyo y la defensa de aquellos cristianos a quienes no se les reconoce la libertad religiosa. A todos, sin distinción, y, por lo tanto, también a los cristianos, se debe garantizar la profesión del credo propio”.

Recordó que el Año de la Fe quiere “llamar al corazón de tantos cristianos cansados e indiferentes para que vuelvan a descubrir la alegría de Cristo y regresen a Él para tener la vida eterna y verdadera”.

Por ello en primer lugar es necesario crecer en la conciencia del don recibido con la vocación, intensificando, sobre todo, la vida sacramental personal y comunitaria, dijo.

“Sois --dijo el purpurado a los presentes- aquellos que han ofrecido su disponibilidad personal para servir a la Iglesia y los que tienen la tarea eclesial de comprometerse, cooperando con los pastores de forma fiel y constructiva, para que la vida de la comunidad católica en Egipto, sepa anunciar con eficacia al Hijo de Dios a través de la vida sacramental, la catequesis, la caridad, especialmente en la asistencia y la educación y en el servicio concreto y diario de tantos hermanos y hermanas”.

La visita del cardenal Sandri también fue motivo para recordar la celebración del centenario de las religiosas egipcias del Sagrado Corazón, y del bicentenario con las Hermanas Franciscanas del Corazón Inmaculado de María.

Asimismo, el purpurado se ha entrevistado con el patriarca de Alejandría de los Coptos Católicos el cardenal Antonios Naguib, y con los obispos en Egipto. Igualmente, en el ámbito de las relaciones con la Iglesia ortodoxa, se entrevistó con el patriarca grecoortodoxo Teodoro II, y al patriarca copto ortodoxo Tawadros II.