Egipto: Un obispo se muestra optimista sobre Mursi

Monseñor Zakaria habla sobre el presidente electo

| 972 hits

LONDRES, lunes 25 junio 2012 (ZENIT.org).- La victoria de Mohammed Mursi en las elecciones presidenciales de Egipto podría ser una buena noticia para las comunidades cristianas, según un obispo copto católico, quien dijo que se sentía "optimista" sobre el futuro.

El obispo copto católico Joannes Zakaria, de Luxor, dijo que el y los coptos estaban muy animados por el discurso tras la victoria del presidente electo Mursi, este domingo, cuando dijo que deseaba llegar a los cristianos así como a los musulmanes.

Hablando desde Luxor, en una entrevista con la fundación católica Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), el obispo Zakaria dijo que el éxito del candidato de los Hermanos Musulmanes era una razón para la esperanza, a pesar de que a muchos cristianos les preocupa que la aparente apertura del partido enmascare una agenda política islamista e intolerante.

El obispo dijo que mucha gente en Luxor, que ha votado por oposición al candidato Ahmed Shafiq, en las elecciones celebradas los días 16-17 de junio, se sintieron asegurados por el discurso de Mursi, quien sugirió una aproximación positiva al turismo, vital para la economía local.

"La gente de Luxor temía que los Hermanos Musulmanes detuvieran el turismo pero ahora esperan que lo que dijo Mursi en su discurso se haga realidad".

El obispo Zakaria, que fue invitado de honor en un programa de AIN UK en Londres, subrayó informes de que Mursi está considerando elegir a un copto para el puesto de vicepresidente y habló en apoyo del turismo y los derechos de las mujeres.

Afirmando que era "optimista", el obispo Zakaria dijo: "Esperamos que honre sus promesas hechas en su discurso después de que fuera anunciado como presidente".

El obispo se refirió a un extracto del discurso de Mursi donde dijo: "Egipto es para los egipcios; todos nosotros somos iguales en términos de derechos. Todos nosotros también tenemos deberes hacia esta patria. En cuanto a mí, yo no tengo derechos. Yo sólo tengo deberes...". "Nosotros egipcios, musulmanes y cristianos, somos defensores de civilización y construcción".

Comentando el discurso, el obispo Zakaria dijo: "Es verdad que en el pasado los Hermanos Musulmanes no cumplieron sus promesas. Cuando no estás en el poder, puedes decir lo que quieres pero no tienes la gran responsabilidad de gobierno, es muy diferente".

Añadió: "Cuando la gente escuchó el discurso de Mursi, no estaban preocupados. Las cosas están en calma. La gente espera ver lo que hará en el futuro".

Los comentarios del obispo Zakaria se produjeron después de lo que el obispo Antonios Mina de Giza dijo a AIN hace un mes que los Hermanos Musulmanes eran una causa de preocupación porque tenían una trayectoria de incumplimiento de sus promesas de ser liberales y tolerantes hacia los grupos no islámicos.

Hablando sobre otros factores clave, el obispo Zakaria dijo que la lucha contra los enormes problemas económicos es una prioridad máxima para el nuevo presidente.

Dijo que la confusión política ha devastado la economía local de Luxor, que es muy dependiente del turismo, y que el desempleo era ahora de casi el 50%.

El obispo dijo que el nuevo presidente necesita contruir un consenso político en orden a luchar con los problemas económicos.

Añadió: "Esperamos que cree un nuevo gobierno que inplique a todas las partes, no sólo a los Hermanos Musulmanes. Estamos rezando por esto".

El obispo dijo que, tras un seguimiento cuidadoso y global de los noticiarios sobre la elección, estaba esperanzado en que los Hermanos Muslmanes no perseguirán una agenda islamista.

Afirmó que la muy estrecha mayoría de Mursi, del 51,73%, significa que no debería querer marginar a los muchos que han votado por Shafiq, exprimer ministro con Hosni Mubarak, el expresidente.