El 15 de julio iniciará la visita apostólica a la Legión de Cristo

El cardenal Bertone informa sobre los nombres de los cinco obispos

| 2941 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 9 de julio de 2009 (ZENIT.org).- La Santa Sede ha informado oficialmente a la congregación de los Legionarios de Cristo que la anunciada visita apostólica comenzará el próximo 15 de julio.

Asimismo, el cardenal Tarcisio Bertone S.D.B, secretario de Estado, ha comunicado al padre Álvaro Corcuera, director general de la Legión de Cristo, los nombres de los cinco obispos y las áreas geográficas en las que por encargo del Papa realizarán la visita.

--Monseñor Ricardo Watty Urquidi, M.Sp.S., obispo de Tepic (México) en México y Centroamérica.

--Monseñor Charles Joseph Chaput, O.F.M. Cap., arzobispo de Denver (Estados Unidos) en Estados Unidos y Canadá.

--Monseñor Giuseppe Versaldi, obispo de Alessandria (Italia) en Italia, Israel, Corea y Filipinas.

--Monseñor Ricardo Ezzati Andrello, S.D.B., arzobispo de Concepción (Chile) en Sudamérica.

--Monseñor Ricardo Blázquez Pérez, obispo de Bilbao (España) en Europa (con excepción de Italia).

Según explica la página web de la Legión de Cristo, al transmitir estas disposiciones a todos los miembros de la congregación, el padre Corcuera invitó "a que agradezcamos a Dios y a la Iglesia esta ayuda que nos ofrece el Santo Padre y a que acojamos a los visitadores en todas y cada una de nuestras comunidades con sincera caridad y fe como representantes del Vicario de Cristo".

Según informa la página web, "los visitadores desarrollarán su labor, según el calendario y programa que establecerá cada uno de ellos. Al concluir, entregarán un informe a la Santa Sede que emanará las oportunas disposiciones para la congregación".

El cardenal Bertone había anunciado con una carta, fechada el 10 de marzo, la visita apostólica, sin ofrecer todavía los nombres de los visitadores ni la fecha de inicio.

La misiva del purpurado tenía lugar después de que en el pasado mes de febrero la congregación confirmó que en la vida de su fundador, el padre Marcial Maciel, había hechos gravemente incompatibles con la moral católica. El padre Maciel falleció el 30 de enero de 2008.