«El agua es un derecho inalienable», advierte Benedicto XVI

En el día mundial dedicado a este bien primario

| 1427 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 22 marzo 2007 (ZENIT.org).- «El agua es un derecho inalienable», afirma Benedicto XVI en un mensaje con motivo del Día Mundial del Agua.



Esta jornada, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993, se celebró en este jueves en torno al tema: «Afrontando la escasez del agua».

Un mensaje enviado por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, en nombre del Papa, recuerda la «responsabilidad compartida» de gestionar «este recurso precioso» para «permitir que todos puedan tener acceso, en particular, quienes viven en condiciones de pobreza».

Se trata, afirma, de «un imperativo moral y político en un mundo que dispone de niveles de conocimiento y de tecnologías capaces de acabar con las situaciones de escasez de agua».

«Todos estamos llamados a modificar nuestra manera de vivir en un esfuerzo educativo capaz de restituir a este bien común de la humanidad el valor y el respeto que merece», afirma el mensaje pontificio.

Nos encontramos ante «un desafío socioeconómico, ambiental y ético que afecta no sólo a las instituciones, sino a toda la sociedad», concluye la misiva.